Todos nos conocemos. No hace falta montar una macro-manipulación para concienciar a los catalanes que el Estado español es muy malo por negociar con Arabia Saudí. Durante años nos hemos tenido que tragar cómo el Barça chupaba del bote de Quatar, y no tenía ningún reparo en publicitar un Estado terrorista.

hipo1.jpg

qatar-aviation-transport-airbus-455667678-57a08deaa10bb