En Roma se ha iniciado una batalla campal entre refugiados han atacado con cócteles molotov y rocas, contra la policía. Mientras, cunde el pánico con toda Italia está pendiente de la TV.

Todo ha empezado porque se han negado a desalojar un edificio que ocupaban y acceder a las viviendas que les facilitaban. Desde 2013 ya han llegado 600.000 musulames procedentes de Libia y otros países . El primer ministro italiano acusa a los países  de la UE de mirar hacia otro lado mientras Italia tiene que combatir el problema.