La actividad policial contra el yihadismo ha propiciado que en la actualidad se contabilicen 270 presos en las cárceles españolas por delitos relacionados con esta tipología de terrorismo, superando ya en una veintena al número de internos de la banda terrorista ETA, que cuenta, además, con otros setenta presos fuera de España.

Sin embargo, la efectividad policial no ha impedido el atentado anti-occidental en Barcelona, donde los políticos globalistas están colaborando con la expansión del islamismo en suelo Europeo.

1445329190_welkommen