murcia.jpg

La reconquista de la Corona de Aragón llegó hasta donde llego: Murcia, que fue entregada “misteriosamente” al Rey de Castilla. Hecho que los nacionalistas no perdonan y ven como una extraña traición que impidió que la Corona de Aragón siguiera extendiéndose hacia el sur.

En realidad el misterio no fue tal sino una situación un poco compleja. Resumamos. El yerno del Rey Jaime I, Alfonso, (futuro Alfonso X el Sabio) tras las Navas de Tolosa conquistó Murcia. Posteriormente la perdió por una revuelta morisca y le pidió a su suegro ayuda. Jaime I, por el Tratado de Almizra (1244), se comprometió a su devolución. Se instalaron ahí 10.000 aragoneses como colonos. Tras algunas disputas, por el Tratado de Torrellas, Murcia pasa definitivamente a Castilla pues le avalaba un derecho de conquista previo.

Misterio resuelto.