Hay algunos a los que habría que meter en el mismo paquete que los secesionistas y mandarlos al exilio. Vean con que morro lo afirma el que no ha dejado de vivir de subvenciones al cine por parte de los gobiernos españoles.