Ya se han consolidado las concentraciones de protesta ante la Delegación de Gobierno de Barcelona. Mientras los políticos unos están de vacaciones y otros conspirando, un retén de catalanes siguen concentrándose cada miércoles para remover la conciencia de quien tiene altas responsabilidades.

10.jpg