terra.jpg

Para pasmo de trabajadores, clientes y vecinos, la Guardia Urbana de Barcelona ha comenzado a retirar este jueves por la mañana mesassillas, parasoles y maceteros de dos terrazas de la calle de Mandri, a las que en breve podrían seguir otras. La asociación que aglutina a la docena de restauradores de la zona empezó a negociar el año pasado un plan para no perder hasta el 80% de sus veladores, pero tras varias inspecciones en el último mes y una orden de retirada el pasado lunes que pensaban recurrir, los agentes han procedido a llevarse el mobiliario esta mañana. En Ciutat Vella también se ha eliminado una en la calle de Xuclà.