333

Da igual que TV3 esté al borde de la quiebra. Los grandes capos de la CCMA siguen cobrando sueldos astronómicos como si no hubiese mañana. La mitad de los consejeros de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) tiene el mandato caducado. Todos ellos continúan cobrando sueldos superiores a los 100.000 euros anuales. De este organismo depende TV3 y Catalunya Ràdio, medios que están en el ojo del huracán por el tratamiento informativo que están dando a favor del proceso independentista.

Al frente de la CCMA está Núria Llorach, en calidad de vicepresidenta y, al mismo tiempo, presidenta en funciones. Tiene el mandato agotado desde marzo de 2015. Entró en la corporación a propuesta de la antigua CiU. Su sueldo asciende a 108.750 euros brutos anuales.

LLorach asumió la presidencia en funciones en abril del pasado año cuando renunció al cargo Brauli Duart por motivos de salud. Sin embargo, eso no ha impedido que Duart se mantenga como consejero, con un sueldo e 105.061 euros brutos anuales. Esta es la retribución asignada a los miembros del consejo de gobierno de la CCMA. Los otros consejeros son Antoni Pemán (también designado a propuesta de la antigua CiU), Rita Marzoa (ERC), Josep Vilar (PSC) y Armand Querol (PP).