vertedero.jpg

Especulando con la m…, cosas de familia

La identidad del socio oculto que obtuvo unas ganancias de 5,5 millones de euros con el vertedero de Vacamorta (Cruïlles, Baix Empordà) era uno de los enigmas pendientes de resolver del caso Pujol. La revelación, sin embargo, no ha traído ninguna sorpresa: se trata de Jordi Pujol Ferrusola, según publica El Paísbasándose en un informe entregado por la UDEF al juez instructor José de la Mata.

En 2000, el tercer inversor, que entró en el negocio de este vertedero dos meses después de que lo inauguraran sus impulsores, Gustavo Buesa y Josep Mayola, dedicó una inversión mínima -426.000 euros- que canalizó desde la isla de Man. Después, salió del negocio -vendido en 2003 por 13,2 millones a FCC – ganando 5,5 millones de euros. Buesa y Mayola habían negado que ese otro socio fuera Jordi Pujol Ferrusola.

El vertedero fue aprobado por el gobierno de Jordi Pujol, pero los tribunales lo han declarado ilegal reiteradamente.