margallo.jpg

El exministro de Asuntos Exteriores Jose Manuel García-Margallo ha asegurado que España se encuentra en un “momento peligroso”, donde ni la Generalitat ni el Gobierno central saben “qué hacer” en relación al desafío separatista.

Margallo ha defendido que en la consulta del 9N se debió haber aplicado el artículo 155 de la Constitución en paralelo a una negociación sobre la reforma de la Carta Magna y ha censurado la inacción del Ejecutivo al señalar que “lo peor de no hacer nada es que el separatismo, que cuando el PP llegó al Gobierno en 2011 estaba en el 25%, ahora está en el 47%“.

Además, ha declarado que si la consulta ilegal no se lleva a cabo y la Generalitat declara unilateralmente la independencia se debería “desalojar el Parlament” de Cataluña e inhabilitar a su presidenta, Carme Forcadell, así como a los consellers que “firmasen los decretos o cualquier declaración” a favor de la ruptura de Cataluña con el resto de España, y ha recordado que él ya dijo que se debía haber hecho” ante la consulta del 9 de noviembre de 2014 en Cataluña.