image_content_6750097_20170628211916

El Vaticano considera que la cuestión sobre Cataluña es una decisión de todos los españoles. Así lo hizo saber ayer en Roma la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que se encontraba en la capital italiana para asistir al consistorio en el que el Papa Francisco creó cardenal al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.

Tras reunirse con el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, Santamaría explicó que, en opinión de la Iglesia, «es una decisión de los españoles y del conjunto de los españoles y de la democracia de los españoles. Es un tema en que todos los españoles tienen que decidir». Para la vicepresidenta, esta opinión es «un buen punto de partida».

A su vez, expresó el deseo de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que se encuentra también en Roma por los mismos motivos, haga «una reflexión». Sin embargo, consideró que: «Si los independentistas se quieren despeñar, es su responsabilidad, pero que no arrastren ni a los funcionarios, ni a los trabajadores, ni a los empresarios, ni al conjunto de los catalanes. Porque esa gente tiene derecho a hacer su trabajo, vivir con tranquilidad»,.