hiper.jpg

La repulsa a la comparación de Puigdemont entre la lucha contra ETA y el independentismo es general entre las asociaciones de víctimas. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot) y Fundación Víctimas del Terrorismo tachan sus palabras como «de una indecencia tremenda», «infames» y «humillantes para las víctimas».

Alfonso Sánchez, presidente de la AVT, aseguró a ABC que la actitud del presidente de la Generalitat fue de ser un «impresentable», aunque reconoce, al igual que la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, que de una persona como él «se puede esperar cualquier cosa».

Sánchez aseguró que su intervención fue «infame e irresponsable. No es bueno mezclar las cosas, y muchísimo menos el tema de los muertos con algo que va contra la democracia de este país. Está fuera de lugar».