anna_gabriel--620x349

La CUP ha llamado a tomar la calle al día siguiente del referéndum si gana el sí. Lo malo es que sin recuentos fiables (en el caso hipotético de un butifarrendum) no serían fiables para nada.

La representante de la CUP, portavoz de su tribu, ha dicho que “se nos hace muy difícil imaginar que el 2 de octubre estaremos en un escenario en el que tengamos que ver quién asumirá las comisiones parlamentarias” y ha añadido que “para ir bien, el dos de octubre habría de haber un escenario de plazas llenas porque se ha celebrado un referéndum, ha ganado el sí y porque la movilización popular pide que se hagan efectivos los resultados y que se defienda este ejercicio de soberanía”.

El llamado es para “empujar las instituciones a implementar los resultados, para demostrar que esto es una voluntad mayoritaria de la gente si es que ha ganado el sí, para hacer una demostración a estos agentes internacionales , que iría bien que reconocieran esta declaración de independencia que deberíamos hacer, y porque, evidentemente, comienza una etapa constituyente”.

La estrategia de la CUP es, y así lo ha dicho explícitamente Anna Gabriel que se busca una estrategia de “confrontación con en el Estado”. Empieza la juerga.

1468835159_087269_1468853205_noticia_normal_recorte1

Macho alfa de la CUP llamando a la tribu secesionista