Hitler Artur Mas.jpg

Según publica El País el documento de ‘desconexión’ recoge que los actuales funcionarios de la Generalitat, en cuanto se apruebe la Ley de Transición: “se integran automáticamente en la Administración General de Cataluña”. Pero no sólo ellos, sino que cualquier médico que quiera ejercer en Cataluña será catalogado como “autoridad pública” y también tendrá que “nacionalizarse”, aunque sea de Cáceres. INcluso incluye a los “enfermeros” (y enfermeras).

En el texto filtrado se puede leer: “La incorporación del personal del Estado español a la Administración General de Cataluña requiere la posesión de la nacionalidad catalana en aquellos puestos de trabajo que impliquen el ejercicio de poder o autoridad pública”.

Menos mal que ya ha desaparecido la figura de los “serenos”, la mayoría de los que conocía eran “maños”. En fin, todo sea por los padres fundadores (Pujol, Rosell, Sumarroca, Millet y tanto xoriçaire), … a sacarse el DNI català.  Si ya cuesta renovarse el español, ni les cuento la que se nos viene encima. Pero ya se sabe, desde la época de la URSS, todo totalitarismo implica hacer colas.