Puigdemont Urkullu

Como el niño caprichoso que cuando pierde se lleva el balón, Puigdemont está que trina por el acuerdo entre PP y PNV y las suculentas ventajas para Vascongadas. Intenta insultarlos (ofende quien puede no quien quiere) llamándolos españoles, insulto gravísimo que denota su gran originalidad e ingenio.

El acuerdo de los presupuestos entre el PP de Mariano Rajoy y el PNV ha molestado en algunas esferas políticas y económicas de Catalunya. El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, lo expresó claramente en la conferencia organizada por la Fundació Sobirania i Justícia.

”Como se ha visto últimamente hay quien cobra por ser español y hay quien paga por serlo”, apuntilló el president en velada referencia a la renovación del cupo vasco acordada por Rajoy con el PNV y el Gobierno vasco, donde también está el PSE-PSOE.

La frase de Puigdemont gustó a miembros de la izquierda abertzale como el veterano Fernando Barrena que retuiteó la frase de Puigdemont.