Garganté (el asceta revolucionario) deja el cargo de concejal de la CUP en Barcelona y vuelve al autobús


concejal-cup-ayuntamiento-barcelona-josep-gargante-1460707864851.jpg

El concejal, complejo y problemático, de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona Josep Garganté dejará su cargo a finales de mayo y asistirá el 26 de mayo a su último pleno municipal, tras el que seguirá como militante del partido y miembro del Consejo de Administración de TMB. Acaba así su etapa de matón institucionalizado.

Así lo ha anunciado este viernes la CUP en un comunicado, en el que detalla que la formación de Barcelona ha iniciado un proceso de relevo de cargos políticos, ya que también dejarán sus cargos consejeros de distritos (los de Sants-Montjuïc, Ciutat Vella y Horta-Guinardó) y miembros del Secretariado Municipal del partido.

La CUP ha recordado que, tras ser elegido, Garganté ya anunció su intención de simultanear su papel como concejal con su empleo habitual de conductor de autobús -aunque a a tiempo parcial- y anunció que limitaría su cargo a media legislatura. Esta dinámica de recambios, es práctica habitual de la CUP en otros municipios y en el mismo Parlament de Catalunya, asegura la CUP en el comunicado.

4 comentarios

  1. Que siga el espectáculo y que lo paguemos nosotros, total ¿ qué le importa a la alta finanza? Mejor para ellos y para estos burgueses y aspirantes a burgueses de gratis, ya se los quitaran de encima cuando sea meneaster. Como las etarras esas que están de burguesonas con nuestro dinero. La dictadura del proletariado la han ido aparcando un poquito.

  2. Es muy interesante esta práctica de ir cambiando de político constantemente: así nadie puede eternecerse en el cargo creando seguidores (los “barones” de los partidos); es decir: es el politburó el que va poniendo peones y les dice lo que tienen o no que hacer, y lo que tienen o no que decir:

    ¡menuda farsa de democracia!

    Porque la gente no vota politburós (ni debería votar personalidades ni “ideologías”), sino representantes de sus intereses concretos.

    Tampoco considero muy democrático que no sepamos quien es el que designa la política (porque es secreto ) ni los intereses reales que defiende.

  3. Espero no subir nunca a un autobús en Barcelona que conduzca este mierda naziseparata, porque de la colleja que le daría nos estrellaríamos seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s