La Cataluña de Companys: la última saca del barco-prisión Río Segre y la rebelión a bordo.


RIO-SEGRE-2-20110713-0900-SantamaC3B1a-Memoria-1925-LGF-reducida
Barco-prisión Río Segre

El barco prisión Río Segre (en el puerto de Tarragona), de 5.000 toneladas llegó a alojar a 300 presos, de los cuales, según Antonio Montero, salieron 218 sentenciados a muerte. Las fechas con mayor número de ejecuciones fueron las del 25 de agosto -60 fusilados: seis beatificados, más tres al día siguiente- el 28 de agosto -siete beatificados- y el 11 de noviembre de 1936.

Los mártires del 11 de noviembre son cuatro carmelitas terciarios de la enseñanza -orden que prácticamente se extingue de esta forma en su rama masculina-, otros tantos carmelitas descalzos, tres sacerdotes seculares, dos hermanos de La Salle y un claretiano.

En la madrugada de ese miércoles, los milicianos de la FAI entraron en el sollado de proa leyendo nombres a los que nadie respondía, porque estaban equivocados.
Formaron la expedición de una manera más simple, despertando a puntapiés a los presos:
– Tú, ¿qué eres?
– Sacerdote.
– ¡Pues, arriba!
– ¿Y tú?
– Religioso.
– ¡Arriba también!
De los 24 que se llevaron, ocho eran sacerdotes, ocho laicos y ocho religiosos. No fueron más porque un claretiano -según relata el miembro de esa congregación Pedro García-, al ver la enorme cofusión que se creó, y dada la poca luz que los alumbraba, se deslizó por la escalerilla lateral y se fue al otro sollado para avisar a los demás:
– ¡Que nos matan! ¡Hoy nos vienen a buscar a todos!
Y así fue. Porque al poco rato volvían los milicianos de la FAI con una nueva lista. El primer nombre leído fue el de un párroco:
– Enrique Rosanes.
– ¡No voy!
La negativa produjo un efecto psicológico fulminante. Los milicianos, furiosos, iban llamando a todos, y todos respondían “¡no voy!”. Emplazaron una ametralladora en la semioscuridad, pero nadie se levantó. Pasó el tiempo, y los asaltantes se fueron. Llevaron a los 24 sacados al cementerio de Torredembarra para ser allí asesinados. En el puente del barco empezaron a rezar todos juntos un salmo -según un testigo, el Miserere-, y ya en fila delante de la tapia del cementerio, gritaron “¡Viva Cristo Rey!” antes de que terminaran con sus vidas los tiros de ametralladora.

De los 14 beatificados, eran hermanos carmelitas de la enseñanza: Julio Alameda Camarero, de 25 años; Bonaventura Toldrá Rodón, de 40; Lluís Domingo Oliva, de 44; e Isidre Tarsá Giribets, de 70.

Los carmelitas descalzos beatificados eran: Damián Rodríguez Pablos (de la Santísima Trinidad), de 40 años; Felipe Arce Fernández (fray Elipio de Santa Teresa), de 58; Pedro (de San Elías) Heriz y Aguiluz, de 69; y Josep Alberich Lluch (fray Josep Cecili de Jesús Maria), de 71.

Los sacerdotes seculares eran: Joan Roca Vilardell, de 31 años, beneficiado salmista de la catedral de Tarragona (su hermana Dolores, misionera de la Inmaculada Concepción, había sido asesinada el 9 de agosto en l’Arrabassada); Miquel Saludes Ciuret, de 59 años, adscrito a Riudoms; y Josep Maria Bru Ralduà, de 66 años, canciller secretario. Este había sido ordenado en 1896, además de canónigo y profesor del seminario era juez metropolitano. Lo detuvieron el 27 de julio en casa de unos amigos.
Los lasalianos eran Mariano Navarro Blasco (hermano Jenaro, de 32 años, tomó el hábito en 1919 y estuvo en Cuba de 1928 a 1931) y Josep Boschdemont Mitjavila (hermano Gilberto de Jesús, de 56 años, trabajó durante 17 en la librería Bruño de Barcelona). El claretiano era Federico Vilà Bartolí, de 52 años, que en 1924 había publicado en Barcelona una Reseña histórica, científica y literaria de la Universidad de Cervera.

Fuente: Holocausto católico

8 comentarios

  1. Estas informaciones -de investigación científica- son beneficiosas para la gran inmensa mayoría de la gente, que se han visto envueltos en un adoctrinamiento anti-occidental y antiespañol ( valga la redundancia ) para ser otro tipo de víctimas desde hace décadas en España.

    Es necesario, alguien abrió la caja de pandora y no contaba con los valores humanos de la persistencia inconmensurable de los que buscan la verdad de los hechos ( con pruebas y argumentos ). Y ya no habría vuelta atrás, donde una acción política disfrazada de ¨ buenas intenciones ¨ ( L. Memoria Histórica ) al final se convierte,ésta y otras tantas ; en un arma de doble filo, afinada, por manos expertas eso sí, esgrimiendo los autores, indirectamente, su maestría natural, que suele ser la mejor obra de arte, acaso científica.

    Para entonces, lo que iba apareciendo, como lo ya referido, provocaba todo tipo de reacciones para aquellos que creían tenerlas todas, juntas y suyas, consigo, disminuyéndose las medidas ( y altura ) de los interesados sujetos negligentes en políticas apresuradas de mala fe y elevando involuntariamente, de forma inversa, a los imparables efectos de la naturaleza viva del espíritu de la Cristiandad.

    Enhorabuena por aportar estas informaciones impagables.

  2. Luego los progresistas se escandalizan de que Compays fuese sometido a juicio, encontrado culpable de acuerdo a las leyes republicanas y ejecutado como asesino convicto y participante en el levantamiento militar contra el gobierno legítimo de la nación.

    ?O es que sus asesinatos -y son miles- tenían que quedar sin castigo?

    “El que a hierro mata, a hierro muere”, decía entre otros muchos Lenin

    (no menciono al primero que lo dijo, porque es anatema: España ha dejado de ser católica para ser progresistamente esquilmada por los de siempre)

  3. Gracias por recordarnos la verdadera memoria histórica de lo que de verdad pasó en la sovietización de la 2 República, que es la manera de que los neomarxistas y sus macacos (como Zapatero y Pedro Sanchez) no nos cojan desprevenidos otra vez.

    Porque si la vuelven a armar con la excusa que sea (el progreso de la masonería en 1931 o el bolivarismo bananero en 2017) ya sabemos a donde vamos a ir y como, si no nos espabilamos.

    Los judíos, por la cuenta que les tiene, no dejan que el genocidio nazi se olvide: porque saben que, si vuelve, ellos y sus hijos van a repetir la experiencia, solo que esta vez es posible que no quede nadie para contarlo.

    No sé que lleva este país haciendo mal desde hace 200 años, que vamos de culo.

    Y cuando alguien logra industrializar el país, viene otro progresista patán (Felipe Gonzalez) y deshace lo que tanto nos había costado para proletarizarnos y que les sigamos votando.

    Con nuestros votos democráticos, que parecemos idiotas.

    Y desde luego muy progresistas, que a eso no nos gana nadie en el occidente civilizado.

  4. Y pensar que los de Convergencia van cada año en peregrinación a venerar a sant Companys …y al día siguiente van a misa y a comulgar y hay católicos “practicantes” (?) Que les votan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s