carles-puigdemont.jpg

Los antisistema están cada vez más nerviosos porque el referéndum se aplaza y se aplaza como si los dirigentes del Govern se mostrasen cobardes ante los reiterados avisos del Estado y lo que implican. La CUP está harta de las fotos solemnes, de ver a Puigdemont firmando documentos en la mesa del salón del Tinell, de “días históricos” que no conducen a nada y exige hechos y no tanta palabrería.

Han apremiado hoy al Govern a que concrete ya la fecha y la pregunta del referéndum sobre la independencia de Cataluña porque ya está “fuera de tiempo”. La diputada de la CUP Gabriela Serra ha considerado “perfecto” que el Govern “se reafirme” con un acto solemne en su compromiso de impulsar un referéndum en Cataluña.

Pero “ya vamos tarde, estamos fuera de tiempo”, ha alertado Serra, que ha urgido al Govern a “poner ya fecha y pregunta” y a activar la “cuenta atrás” hacia el referéndum: “Hay que empezar a trabajar de una manera más decidida y más definitiva”, ha añadido. “Sólo queremos cuatro fotos más: fecha y pregunta, convocatoria, votación y proclamación de la república. El compromiso ahora es trabajar y ganar”, apostilla Boya.

 Vamos que unos tienen mucha prisa y otros ninguna.