golpe de estado encubierto

Ni las amenazas de la Justicia, ni el espantoso ridículo internacional, nada les frena (de momento). Los partidos secesionistas siguen adelante en su pulso al Estado. Eso sí, nadie se atreve a firmar nada…Cuidadín….no puedor, te das cuen?

La Mesa del Parlament ha fijado para el próximo pleno el debate sobre la tramitación de la reforma del reglamento de la Cámara que proponen JxSí y la CUP para agilizar la aprobación de la ley de transitoriedad jurídica, la única de las tres leyes de desconexión que les queda por aprobar.

El Parlament prevé celebrar el debate a la totalidad de la proposición de ley de Junts pel Sí (JxSí) y la CUP de reforma del reglamento de la Cámara catalana, que deberá permitir agilizar la aprobación de las leyes de “desconexión” con el Estado, en el próximo pleno de la Cámara.

En su reunión de este martes, la Junta de Portavoces ha fijado para el próximo pleno, el miércoles 26 y el jueves 27, el debate a la totalidad de la proposición de ley de la ponencia conjunta, Transitoriedad, o lo que es lo mismo, de la ley a “la ley”. ¿Recuerdan esa frase pronunciada en la transición? Indudablemente, todos los males que nos acechan hoy en día, son consecuencia de ella.

En consecuencia, ¿A qué espera El Estado para efectuar una transitoriedad hacia un endurecimiento de sus actuaciones?

¿Es necesario esperar a que el presidente de la Generalidad declare el Estado catalán? Todos nuestros lectores saben que el pseudobutifarrendum de una manera o de otra, se va a celebrar, con la anuencia del Estado bajo mano, cuyo resultado fraudulento ya conocemos de antemano. Por consiguiente, se proclamará el Estado catalán de forma solemne, ante la incredulidad de más del 50% de la sociedad catalana. Y a partir de ese punto, ¿quién detiene todo eso?. La CUP ha amenazado con movilizaciones violentas, por lo tanto, es posible que haya que movilizar algo más que la policía y la Guardia Civil.

En conclusión, ¿no sería mejor, por una vez, ponerse la venda antes que la herida?
Piensen ustedes en las medidas a tomar. El Estado puede tomarlas.

.