El presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha sido el único que ha rechazado cambiar el nombre de la calle Almirante Cervera por Pepe Rubianes.

La Ponencia de Nomenclátor del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado el cambio de nombre de la calle Almirante Cervera, lo que supondrá “un problema para vecinos y comercios de la zona, que ni siquiera han sido consultados”, según el dirigente popular. “Más allá de la figura de Pepe Rubianes que eran tan incuestionable, como sus declaraciones, por controvertidas, consideramos que no es oportuno sustituir la calle Almirante Cervera que forma parte de la historia del callejero de Barcelona y está vinculado a un barrio de mar como la Barceloneta, ha declarado.

Cabe recordar que Rubianes, que falleció en 2009, causó polémica por intervenir en ‘El Club’ de TV3 en 2006 y referirse en términos escatológicos a la unidad de España. “A mí la unidad de España me suda la po** por delante y por detrás. Que se metan a España en el pu** culo a ver si les explota dentro” El público aplaudió y Rubianes siguió despotricando: “Que se vayan a cagar a la pu** playa de la pu** España”. 

No voy a ser yo quien reproduzca estas infames e irrespetuosas palabras excretadas  por esa sucia boca, en contra de todos. Obviamente se comentan solas.

Hay un hecho que agrava la situación, que es que fueron pronunciadas en un medio “público” como TV3%, pagado con el dinero de todos los españoles, en el cual se toleran e incluso se alientan situaciones injuriosas contra los que sostienen ese medio.

En la negra historia de esta televisión, no se ha producido ni un solo cese de la dirección de ese medio, el cual, el Estado ha ido “dejando hacer” en aras a “no crear más separatistas”.

Capítulo aparte sería el exceso de sectarismo que se produce en el Nomenclátor del callejero de Barcelona en concreto y de España en general. Cuando gobiernan la izquierda y los separatistas, no tienen ningún empacho en “colocar” a los personajes de su cuerda y eliminar a los que no son de la suya.

Ejemplos sobrados hay en el callejero de personajes de dudoso comportamiento humano, como el mismo Rubianes, Largo Caballero, Pasionaria o el ejemplo más escandaloso como fue el de  Lluís Companys, en donde la “derecha”, cuando ha gobernado no ha dicho ni mú. En la misma calaña hay que incluir a todas las calles relacionadas con ETA.