sanchis-tv3-dimision_10_670x355.png 

Sigue la polémica con el nombramiento de Sanchis y sus polémicas declaraciones que atentan (en teoría) contra los principios de la propia cadena. El Sindicato de Periodistas de Cataluña denuncia las sectarias palabras del director de TV3, Vicente Sanchis, al diario Ara donde admitió que si la mayoría del país era independentista TV3 debe representarlo. Unas declaraciones que no parecen ir con la línea de una televisión pública que “debe seguir los criterios de independencia, de profesionalidad y de viabilidad económica” tal y como marca la Ley Vigente de la Corporación Catalana de Radio y Televisión.

Esta nueva queja se suma a tantas otras que se llevan realizando desde que se anunció el nombramiento del periodista. Los mismos sindicatos fueron los primeros que advirtieron de los riesgos de fijar como director “alineado desde siempre con el pujolismo y sin que se conozcan sus competencias en gestión audiovisual”. Y ahora se sienten obligados a volver a denunciarlo ante las declaraciones de Sanchis.

Pero la oposición no proviene sólo del sindicato. El Parlamento reprobó el pasado jueves el nombramiento de Vicent Sanchis como nuevo director de TV3, elegido por el Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), a través de una moción de SíQueEsPot que salió adelante con los votos de toda la oposición y pese al rechazo de JxSí.

El sindicato de periodistas pide a los profesionales de TV3 que en la próxima ponencia parlamentaria de reforma de las leyes audiovisuales vuelvan a las bases de su Convenio que defiende un “modelo independiente, imparcial y neutral de los medios públicos”.