Sin mucho entusiasmo, Carmen Chacón tuvo que rendirse al protocolo cuando recibió la cartera de Ministro de Defensa. Por aquél entonces, Chacón navegaba entre dos aguas: o presentarse como catalanista o españolista. Difícil decisión. Pero el ¡Viva España! ¡Viva el Rey! no se lo quitó nadie. He aquí las imágenes que no rescatará TV3.