Logotip_d'ACPV.svg
Durante veinte años, la entidad Acció Cultural del País Valencià (ACPV), de la mano de su promotor, Eliseu Climent, se convirtió en un foco de resistencia catalanista en Valencia. En esta tarea la ACPV recibió siempre el apoyo económico de la Generalitat de Cataluña en forma de generosas subvenciones.

De este modo, la Generalitat catalana se hizo cargo cada año de la amortización de la hipoteca que la ACPV firmó con la extinta Caixa Catalunya por la compra y la reforma de su sede social en Valencia, los antiguos almacenes El Siglo. Un edificio absolutamente desproporcionado para una asociación de estas características.

Ahora que ya no gobierna el PP, cabría esperar que la comunidad autónoma de Valencia asuma los gastos de la inmensa hipoteca del edificio. Pero es la Generalitat catalana quien, de manera insólita, continúa haciéndose cargo de los gastos que generan las actividades de Eliseu Climent en territorio valenciano. El año pasado por el departamento de Presidencia de Neus Munté, donde la ACPV es beneficiaria de una ayuda de 659.602 euros para continuar pagando la hipoteca del edificio El Siglo.

¡Basta de jugar con nuestros impuestos! ¡Que se lo paguen ellos!