gibraltar.jpg

La Unión Europea no abordará la situación de Gibraltar durante las negociaciones de salida de Reino Unido y condicionará cualquier pacto posterior sobre su estatus al visto bueno de España, según consta en el borrador de las ‘líneas rojas’ del bloque para negociar el ‘Brexit‘ con Londres.

“Una vez que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido se podrá aplicar al territorio de Gibraltar sin el acuerdo entre España y Reino Unido”, dicen las directrices redactadas por el presidente del Consejo, Donald Tusk.

En definitiva, el Brexit no ha hecho más que comenzar y para Gran Bretaña se puede ir convirtiendo un una dificultad tras otra. Más o menos como quedarse en Europa. En definitica: ni con ella ni sin ella.