boe

Representantes de los gobiernos de Baleares, Cataluña y la Comunidad Valenciana se han reunido este viernes para trabajar en los acuerdos tomados en la Declaración de Palma en política lingüística.

En este encuentro, se han tratado varios puntos “fundamentales”. El más destacado es que se ha considerado un “agravio comparativo” el hecho de que sea la Generalitat de Cataluña la que se haga cargo de los costes de la traducción al catalán del Boletín Oficial del Estado (BOE),con respecto a otros territorios de lengua castellana (Desde luego hay tontos de remate).

Las tres Comunidades autónomas han acordado pedir a la Administración central que asuma “íntegramente” este gasto. Parece ser que en Madrid se han hecho los suecos.