jp1

Jarro de agua más que fría sobre los remeros del “prucés”. El informe de la Comisión de Venecia sobre la reforma del Tribunal Constitucional, además de reconocer su compatibilidad con “los estándares europeos”, también concluye que todas las instituciones y funcionarios públicos españoles tienen la obligación de respetar las decisiones del TC.

Esta tesis contradice el argumento que defendieron Puigdemont y Junqueras, en un artículo conjunto en ‘El País’: “Europa ya se ha percatado de ello y ha mostrado sin ambigüedades su preocupación por esta deriva que compromete seriamente un poder fundamental para la salud del Estado de Derecho, como se desprende del reciente informe de la Comisión de Venecia”.

De hecho, la organización consultiva del Consejo de Europa afirma que “las decisiones de los tribunales constitucionales tienen carácter definitivo y obligatorio” y añade que “deben ser respetadas por todas las instituciones públicas y los individuos”. “Cuando un funcionario público rechaza ejecutar una decisión del TC, viola los principios del imperio de la ley, separación de poderes y cooperación leal entre los órganos estatales”, asevera la Comisión de Venecia.

Cagada Pastoret. Que hi ha algú allà fora?