ju2.jpg

Tras conocer las ridículas inhabilitaciones a Mas y a Homs, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, Oriol Junqueras se permite el lujo de decir que además estas quedarán sin efecto. Los políticos separatistas continúan dispuestos a pasarse por el forro las leyes españolas y siguen cerrilles en su bravuconada. ¿Cuándo les van a parar los pies?

El vicepresidente del Govern y conseller de Economía tiene claro que una vez aprobados los presupuestos, el próximo paso es la convocatoria del referéndum de autodeterminación, un referéndum que el Govern tiene muy perfilado pero que no puede convocar todavía. Aunque todo está listo, todavía es necesario “acabar de concretarlo”, de manera que “cuando haya un acuerdo para hacer público el acuerdo seguro que se hará público”, ha emplazado. Y es que antes, o a la vez, hay que aprobar la llamada ley de Transitoriedad, una norma que, según ha dicho, servirá para dejar sin efecto las inhabilitaciones que, “todo el mundo o buena parte, consideramos que son injustas”.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, se ha mostrado despreocupado por que desde el Estado, el Gobierno o el PP se siga con la judicialización: “Que nos inhabiliten, que hagan lo que deban hacer. Yo soy una pieza más de un mecanismo formidable”, ha considerado, a la vez que ha advertido que una república catalana no dejará inhabilitados a quienes son partidarios de la democracia.