vicent-sanchis-1489490235350

 

PDeCAT, partido en descomposición por la corrupción sistémica durante décadas, se resiste a morir o mejor dicho quiere morir matando. Ha dado un golpe de estado en TV3% tomando el control de la cadena pública al servicio del separatismo. De esta manera intentará ocultar a su público, de catalanes étnicos independentistas, lo evidente, ya que no puede engañar a los catalanes hispanos, a los que en su gran mayoría les da arcadas el canal propagandístico.

No olvidemos que en una hipotética independencia se produciría un apagón de todas las televisiones españolas en el plazo de unos pocos meses y todos estaríamos obligados a ver TV3% y las cadenas locales en catalán subvencionadas.

El valenciano Vicent Sanchis, cercano a los postulados convergentes y al pujolismo, se convierte en el director de la televisión autonómica en sustitución de Jaume Peral, que sólo ha durado un año en el cargo. Una maniobra que ha provocado la crítica unánime de los partidos de la oposición -incluida la CUP- y el silencio de Esquerra Republicana, que controla el área de informativos de la cadena.