cinema-en-català-300x199.jpg

En 2010, Cataluña tenía 138 cines con 746 pantallas y un aforo de 170.868 butacas. Con las cifras de 2016, los locales habían descendido a 111, las pantallas a 658 y el aforo se plantó en 136.237.

La crisis del sector es más patente en el cine en catalán que en las carteleras de cine no llega ni al 1%, tal como recordó la presidenta de la Academia, Isona Passola, en la última gala de los Gaudí. Es en ese segmento en el que la Academia centra sus esfuerzos: “estamos muy contentos del resultado que dio el año pasado del ciclo Gaudí para acercar el cine en catalán a ciudades medianas y conseguimos que 6.000 personas vieran cuatro cintas en catalán el año pasado en 12 ciudades de la provincia de Barcelona”.

¡Toma éxito!