Los catalanes en la División Azul


325400ed42e20b4470cb1cad8af6e97eEl 29 de octubre de 1941, el III Batallón del Regimiento 263 de la División Azul, formado mayoritariamente por voluntarios catalanes (véase artículo Catalanes en la División Azul), al mando del comandante Suárez Rosselló tomó el pueblo de Nikitlino en la margen este del estratégico río Wolchow, en el frente de Leningrado.

Durante más de un mes los voluntarios del Batallón tuvieron que afrontar durísimos ataques rusos en torno al citado pueblo y a las cercanas aldeas de Tigoda, Smeiko, Sitno y Russa.  Paralelamente los voluntarios de los otros 2 Regimientos de la División, el 269 y el 262 trataban también de mantener su estratégica cabeza de puente al otro lado del Wolchow en el sector de Possad resistiendo también ataques soviéticos de gran envergadura.

El control del río Wolchow tenía un gran valor táctico. El 2 de Noviembre de 1941los rusos atacaron con 2 batallones  y 40 cañones para recuperar Nikitlino. El comandante Rosselló  dirigió la defensa  disponiendo que con las ametralladoras y morteros se fijara al enemigo, después dirigió personalmente un contraataque con bombas de mano  neutralizando el ataque soviético y causando con todo ello 100 muertos a los rusos.

A partir del día 11 los asaltos rusos se hacen cotidianos empleando morteros y antitanques pero el comandante Rosselló les frena utilizando todas las reservas disponibles, lanzando además fieros contraataques que destruyen al enemigo y le causan cientos de muertos. Solo el día 13 la defensa de los voluntarios del 263 causa 400 muertos a los rusos, después de la “magnífica  actuación” (como la califica el diario de operaciones de la unidad) de la artillería del Batallón al mando del teniente Fuster.

Durante todo el mes de Noviembre siguen los combates y ya el 4 de Diciembre la 9 compañía al mando de los tenientes Ignacio Llonch y Enrique Roige Roca logra establecer una nueva posición defensiva en el espeso bosque al oeste del pueblo desde la cual puede rechazarse un nuevo ataque ruso masivo el 5 de Diciembre causando otra vez grandes bajas a los rusos. En estos  días  se llega a la increíble temperatura de 45 grados bajo cero en la zona. El balance de este mes de combates del Batallón 263 es de  109 muertos 259 heridos  y 103 congelados. Los rusos sufrieron más de 1000 muertos y 300 prisioneros.

Ante la clara superioridad numérica enemiga el mando superior ordena al Batallón la retirada a la margen oeste del Wolchow hacia el subsector de Gorka el día 8 de Diciembre. El repliegue se efectúa de forma plenamente ordenada y sin sufrir bajas ni pérdida de material. En 1948 el comandante Suárez Rosselló recibiría la preciada Medalla Militar Individual por su papel en estos combates.

 Rafael María Molina Sánchez. Historiador

Fuentes: El espíritu de la División Azul: Possad. José Vilarot Fargas. 2000 Ediciones Barbarroja

La gran crónica de la División Azul. Orillas del Voljov, vol 1. Eduardo Vadillo 1994. Editorial García Hispán.

voljov
Ferrer-Dalmau. División Azul. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s