pintada-2pintada-hospitalet

Las costuras de la cohesión social en Cataluña se están deshilvanando. Durante décadas el separatismo ha creído que tenía el monopolio de la calle, los medios de comunicación y las estructuras de poder atadas y bien atadas. Pero poco a poco, la resistencia popular de los catalanes hispánicos se organiza para responder a cada agresión del golpismo subvencionado. La primera batalla por el control de las calles, ha dado comienzo en L’Hospitalet.