Era de esperar: La película sobre los últimos de Filipinas es una birria.


los_ltimos

Anunciábamos hace unas semanas que se iba a inaugurar la película sobre los últimos de Filipinas. Nos temíamos lo peor y los pronósticos se han cumplido. En vez de ser una película patriótica y épica, resulta que es un alegato de pacifismo progre.

El guionista da las claves para no ir a verla:

«Cuando Enrique Cerezo nos propuso hacer esta película -continúa Salvador Calvo-, el guionista y yo tuvimos claro que no podía ser un ‘remake’ porque nos tirarían piedras. El discurso de Román no se sostiene hoy en día. Por eso no hacemos un filme bélico sobre las glorias de España, sino uno que habla del sinsentido de las guerras, de unos soldados luchando durante un año por un país y un imperio que ni siquiera les había avisado de que la guerra había acabado, de que habían vendido Filipinas por 20 millones de dólares a Estados Unidos y de que habían regresado a España dejándolos abandonados a su suerte».

19 comentarios

  1. E insisto. Son temas que hay que tocar para que la gente sepa de su existencia y puedan hacerse una opinión propia. A ver para cuando se atreve un soplagaitas de estos de los Goya a tocar el tema de Blas de Lezo en su batalla contra los ingleses en Cartagena de Indias y se dejen de la Victoria Abril con un submarino de cuerda en la bañera estrellándose contra su potorro. En su momento estuvo bien pero el cine español debe evolucionar al igual que parece ser que lo está haciendo por fin el PSOE. Tiempo al tiempo.

    Me gusta

  2. Yo vi la noticia del trailer, y el vídeo del estreno, y no le di mucha importancia siendo sinceros, porque como apunta el artículo y algunos comentarios de los usuarios se intuía que era una película política utilizando la novela histórica. Por lo que el filme no está basado en hechos reales.

    Aun sin haber visto la película completa creo para éste tipo de sucesos en la Historia deben de ser medidos y tratados de mejor forma, porque son asuntos sensibles, y la credibilidad de los responsables y sus actores pueden sufrir daños colaterales innecesarios.

    Posiblemente sea una película de propaganda para tapar los sucesos desafortunados de los líderes entonces en EUA, amenazando a España. Por aquel entonces todos miraron para otro lado, incluido en naciones iberoamerianas, y de ahí, posiblemente, algunos de los males que sufrimos a diario.

    En resumen, podría ser el siguiente : Un agresor identificado apoya a unos piratas isleños contra los que desean mantener la paz y el orden protegiendo a las personas, además de sus ideas y costumbres sanas ( España ). O lo que es igual ; atracan a una persona a plena luz del día, el agresor ataca a la víctima que está sufriendo el robo, y a lo lejos hay alguien que lo presencia aplaudiendo al agresor y condenando al que se defiende de la agresión y el robo sufrido. Al cabo de un tiempo, llegan las noticias de lo acontecido, y alguien lee todo lo contrario a lo que verdaderamente está documentado que ocurrió, donde el agresor sería la víctima que intento robar al agresor, y que allí había un héroe espontáneo, un nativo filipino, que acudió a salvar a la falsa víctima ( agresor ) y requerir a continuación : las disculpas a la víctima. Populismo barato que hacen saltar las lágrimas, pero, de risa, quizás. A veces pasa por leer exclusivamente comunismo u optar por papeles de actor en tiempos de crisis.

    La mejor peli la tenemos en Moncloa, a diario, esa si que es una verdadera saga para analizar.

    Me gusta

    1. Bueno, tenemos una peli mejor. Lo que está pasando en la calle Ferraz. Desde hace unos tres meses pasaba de ver la Sexta el sábado noche y preferia la película de la 1.

      Ahora si, esta noche vuelvo a la Sexta, el espectáculo está asegurado.

      Me gusta

  3. Da lo mismo de como hayan echo el guion de la película, lo importante es que han sacado el tema. Estoy seguro que muchos españoles no conocen el hecho de los últimos de Filipinas.

    Ya se hará otra película mejor pero también es cierto que el mundo progre ha entrado en Hollywood y tampoco es ir en contra de la moda. Yo si iré a ver la película. Tiene que ser muy cutre para que me escandalice y no me ha dado la sensación.

    De todas formas esta gente solo toca temas perdedores a lo que yo creo que fue el final honroso de un imperio. A ver la próxima película, Blas de Lezo y la victoria sobre los ingleses en Cartagena de Indias, tema ganador. ¿Haran una película de este tema? Creo que no son capaces de hacerla por ser gente siniestra y acomplejada que solo les gusta tocar temas perdedores. Ahora si, para cobrar las subvenciones son todo unos campeones.

    Me gusta

  4. Hasta donde yo se de los últimos de Filipinas esto es mentira:
    “unos soldados luchando durante un año por un país y un imperio que ni siquiera les había avisado de que la guerra había acabado, de que habían vendido Filipinas por 20 millones de dólares a Estados Unidos y de que habían regresado a España dejándolos abandonados a su suerte”

    Claro que les avisaron que la guerra habia terminado pero no se lo creyeron, pensaban que era una mentira para que saliesen y tampoco los dejaron abandonados a su suerte.

    Me gusta

  5. Estaba más que cantado. El cine en España está secuestrado por un izquierdismo feroz que es antiespañol y, por tanto, antipatriota. El trailer ya avisaba. Han presentado un hecho histórico heróico, como algo vergonzoso, tergiversándolo todo. A la ya pésima calidad del cine español, marca de la casa, se añade la mezquindad de la tergiversación de lo que fué realmente el hecho y las vivencias de sus protagonistas.
    Y encima exigen que se subvencionen estos bodrios.

    Me gusta

  6. Ya en el trailer me chirriaba lo de “unos luchaban por la libertad, otros por mantener un imperio”… en fin, en las Filipinas la población ya era libre, xq estas tonterías??

    Me gusta

    1. Pero, ¿qué libertad?

      ¿es que los filipinos (indígenas, criollos, españoles y mestizos) no eran libres?

      ¿no tenían la misma libertad que tenían los españoles en España o la que podía haber en Estados Unidos o en Gran Bretaña, Francia o Alemania?

      Fue una cuestión de codicia personal: las tierras.
      y convertirse en una potencia colonial (EEUU)

      Si hubo algo que no les gustaba a los filipinos: ellos querían ser una provincia española; y en España no se les quería dar la condición de provincia (lo cual no quita que Manila fuese como cualquier capital de provincias española).

      Precisamente Rizal fue comisionado para conseguir este reconocimiento.

      Libertad es la palabra que usaban los masones en Europa para quitar a las élites gobernantes para ponerse ellos (sus jerarquías).

      Poca libertad hay cuando el que gobierna hace lo que le ordenan otros que no le han votado y que tienen la fuerza del secreto y la ambición personal.

      Hablo de “filipinos” y no es verdad: fue una insurrección tagala.

      Lo que no quiere contar el director es que cuando los Estados Unidos, después de haber provocado la insurrección, se adueña de las islas, los independentistas tagalos se sienten con razón burlados; y comienza una guerra que durará hasta casi la invasión japonesa. Fue una guerra de exterminio en que los Estados Unidos asesinó al 10% de la población filipina (o uno de cada diez)

      Me gusta

  7. De todos modos, a pesar de esta gentuza, en Filipinas SÍ que consideran que fueron unos héroes.

    Por ello, cada 30 de junio, fecha del decreto en que el Presidente Aguinaldo (el primer Presidente de Filipinas, que lideró la guerra tagala contra España) declaró a los “HÉROES DE BALER amigos de Filipinas y no prisioneros de guerra” se recuerda como fiesta especial de carácter laborable en toda Filipinas, y FIESTA ESPECIAL NO LABORABLE en la provincia de Aurora, que es donde está el pueblo de Baler y la iglesia de San Luis de Tolosa donde se realizó la hazaña.

    Como siempre, los extranjeros nos consideran y hablan mucho mejor de nosotros, de lo que nosotros hacemos, que lo único que sabemos hacer es echar mierda encima y anular todos nuestros logros.

    Y eso que no digo nada de las glorias de la civilización española (literatura, arte, música…), que estos analfabetos zapateros no tienen ni idea.

    Parece que frente a las demás naciones, la nuestra hace todo lo posible para deshacerse en la nada.

    Pues, nada, a ver si algún día va la vencida.
    No sé qué interés personal tienen ni qué van a sacar de ello.

    Me gusta

  8. Este parásito ideologista no deja de decir tonterías:

    “(una película) que habla del sinsentido de las guerras”,

    Vamos a ver, sénecas, las guerras son.
    Esa es una realidad. Y se luchan para defenderse y para ganarlas.
    No es un problema de sentido o sin sentido.
    Y si te toca ir de soldado, allá que vas, y allí que mueres.

    Como en cualquier país.

    En el caso concreto de la guerra tagala (creada por los Estados Unidos desde dentro a través de la masonería), las élites tagalas hacen la guerra en nombre de todo el pueblo filipino, para echar a los españoles, robarles sus tierras y ponerse ellos de amos. Por cierto, nada original, porque es justamente lo que han hecho todos los movimientos de independencia colonial.

    Los Estados Unidos codician las colonias españolas, porque consideran que España está en decadencia, y el prestigio entre las naciones civilizadas en ese momento era tener colonias. Estados Unidos llegó tarde al reparto colonial.

    Además querían tener una base comercial cerca de China. Y Manila tiene el mejor puerto natural de todo el Pacífico, que además está entre Hong-Kong y Hawai.

    España consideró que era suyo, y como otros países se defendió con las armas.

    La derrota trajo consigo una crisis y una prostración nacional, de donde nace un “movimiento” literario (la generación del 98), los nacionalismos regionales políticos, la pérdida del mercado cubano (muy necesario para Cataluña) y el menos importante filipino.

    Para reparar el “honor perdido” y recuperar el rango de potencia colonial, España se mete en la aventura de Marruecos, que acaba muy mal con el desastre de Annual, y que será junto a la pérdida de los mercados de las potencias belingerantes en la I Guerra Mundial una de las causas principales de la caída de Alfonso XIII, los golpes de Estado de la II República y el Socialista de 1934, la Revolución del Frente Popular, la Guerra Civil y la dictadura de Franco.

    Es decir, la nación consideró la derrota y la pérdida de las colonias como un desastre muy importante. Y tuvo consecuencias duraderas que llegan hasta hoy.

    ” de unos soldados luchando durante un año por un país y un imperio que ni siquiera les había avisado de que la guerra había acabado”

    Cumplieron órdenes; e hicieron lo que hubiera hecho personas normales: desconfiar de los avisos del enemigo (Estados Unidos), que efectivamente intentó por todos los medios avisarles de que la guerra había terminado.

    (En una de estos tentativas de aviso, los norteamericanos son masacrados por los tagalos).

    Pero el comportamiento excepcional de los soldados es que resistieron como héroes. Y como héroes les trataron los insurgentes tagalos, de los que reciben ayuda, dinero y paso libre para llegar a Manila, y como héroes les trataron los Estados Unidos, que, después de festejarles, les mandaron de vuelta a España.

    Como héroes, su comportamiento fue de lectura obligada en las academias militares de los Estados Unidos.

    “de que habían vendido Filipinas por 20 millones de dólares a Estados Unidos”

    La derrota de Cavite, que sella la suerte de Manila y de las Filipinas, se había realizado cuando los Estados Unidos ya había firmado la paz con España.

    Lo que pasa es que el Comodoro Dewey, antes de entrar en combate, había cortado el cable submarino de telégrafo que unía Manila con Hong-Kong, y no lo sabía nadie.

    En la conferencia de paz de Paris, los delegados españoles lo alegaron, pero no consiguieron nada.

    El vender Filipinas por 20 millones es una política de los Estados Unidos (también lo hizo en la Florida, española, con un ejercito de ocupación) para asegurarse de que se zanjaba toda reclamación posterior.

    Como no se podía hacer nada, y España necesitaba el dinero -tenía que pagar los préstamos internacionales para hacer frente a la guerra con Estados Unidos-, hubo que aceptarlo.

    “…y de que habían regresado a España dejándolos abandonados a su suerte…”

    Cuando España se rinde, el país tagalo está levantado, y la administración civil, militar y de la Guardia Civil, y la eclesiástica se había colapsado.

    Estados Unidos, todo hay que decirlo, protegió a los españoles de los tagalos, y su comportamiento como nueva potencia colonial, salvó la vida y las propiedades de los españoles, organizó un tribunal para comprobar las acusaciones de los insurgentes tagalos contra los “frailes”, del que salen totalmente exculpados (los líderes tagalos, masones, solo querían apoderarse de las tierras de la Iglesia, como hicieron antes en Francia, Italia, España y la América Española, con la excusa del Progreso (personal) y la Libertad (?). Para zanjar el conflicto, los Estados Unidos le compra a la Iglesia las tierras y efectivamente las vende a bajo precio a los líderes revolucionarios (los antepasados de los terratenientes y latifundistas que hoy copan el Congreso Filipino). También los Estados Unidos (que era un país blanco, anglosajón y protestante ) impide que la Iglesia Nacional Filipina se haga con las iglesias católicas.

    La política de los norteamericanos con respecto a los soldados españoles fue la de embarcarlos lo antes posible y mandarlos a España.

    No hay pues “abandonados a su suerte”.

    “..un imperio que no les había avisado…”

    España, con la derrota de Cavite, acababa de dejar de ser un imperio.

    Yo no sé que cojones hemos comido en estos 40 años, que todo lo hacemos mal.

    Peor. estamos financiando a estos ideólogos de mierda, para que vivan como príncipes a nuestra costa.

    Yo creo que el guionista, el director, y el que ha encargado la película, tendrían que trabajar como trabajamos todos una semana solo.

    Para que viesen lo que es ganarse el pan como un hombre, y que constaten de donde salen los impuestos, cuya finalidad, por cierto, no es mantener a estos parásitos zapateros, sino para que NOSOTROS vivamos mejor, no peor gracias a ellos.

    Ya teníamos una religión, pese a quien le pese.

    Y ahora resulta que tenemos otra, con carácter de religión de Estado: la zapatera-progresista.

    Parece que el que la Constitución garantice la libertad religiosa y excluya cualquier religión como religión de Estado es solo contra la Iglesia Católica. La Iglesia Progresista parece que tienen el privilegio de chulearnos y nosotros la obligación de mantenerla.

    Lo que está pasando en este país no tiene parangón en la Europa Civilizada.
    Y todo lo estamos consiguiendo con nuestros votos y nuestros impuestos.

    Me gusta

    1. Muy de acuerdo con todo, salvo por un pequeño detalle: en Marruecos las operaciones terminan, si no recuerdo mal, en el 28 y con victoria. Muy costosa, pero victoria. El momento decisivo: el desembarco de Alhucemas en 1925. Gran operación. Los protectorados ibérico y francés durarán hasta los ’50.

      Me gusta

      1. Me refiero al “Desastre de Annual” y al barranco del Lobo.

        La repercusión que tuvo en el país fue extraordinaria, porque los muertos y prisioneros eran jóvenes de reemplazo.

        Después de Annual, hubo levas masivas para luchar en una guerra que mucha gente no hacía suya ni veía utilidad.

        Lamento no tener más conocimiento del Protectorado de Marruecos que el que pueda tener cualquiera; pero sí que sé de la labor del General Primo de Rivera, que entendió como hacer la guerra a los rifeños (atacarles en tiempo de cosecha), y de la eficacia de cuerpos de choque como la Legión, que salvaron muchas vidas españolas.

        Me gusta

  9. Estamos demasiado acostumbrados a la poca reacción frente a la acción. No se mueve un dedo para volcar la balanza, pero sí muchos “a ver si viene uno y lo arregla…”, convencidos que estamos de que ha de venir uno que nos solucione las cosas porque me han convencido de que “yo no puedo hacer nada”.

    Y ahí estamos, sin hacer nada… “¿Para qué? Que se salgan con la suya”, dirá el españolito de a pié. Me da igual a mi lo que le pase a una nación entera con sus personas dentro (que me importan poco sus vidas), al futuro de un niño que hemos sido todos pero que el derrotismo nos impide imaginar su próximo sufrimiento, o que hagan sub-productos lamentables que solo sirvan para describir “el desastre de…”, “el hundimiento de…” o “la decadencia de donde vivo y del que debo de estar profundamente avergonzado ante el mundo”. A lo mejor la “solución” para algunos iluminados de la “kultura”, bien cargados de subvenciones, es copiar toda sociedad de moda y olvidar la nuestra salvo para competir de coña en un mercado “jolibudense” donde puedes participar pero no pasar de la risa que damos (al “amo” no se le gana, como tampoco se puede tener un coche mejor que el del presidente o el director). La “pasta” y “s´acabó” ¿donde está la puerta, “sivuplé”?

    Imagino, o quiero imaginar, que la “muerte” debería ser más rápida, y no esta agonía programada, que ha condenado generaciones enteras pasadas, presentes y futuras, y del que no tenemos intención de salir salvo “esperando alguien que venga y…”.

    Me gusta

  10. O sea, que el heroísmo de un puñado de españoles, reconocido, alabado y recomendado como ejemplo para sus propias tropas por sus dos enemigos, los independentistas tagalos y el Ejército de los Estados Unidos, !NADA!

    Su sacrificio no tiene ningún valor para la parásitos chupa subvenciones.

    No me extraña, porque los valores que estos representan: consumir y parasitar del esfuerzo del vecino, son totalmente contrarios a otros conceptos como la valentía, el honor, el patriotismo, el esfuerzo…

    Lo que es asombroso es que esta basura la hayamos financiado nosotros, para que vaya contra nuestros intereses, contra nuestros valores, contra nuestros héroes y contra el futuro de nuestros hijos.

    Pues lamento constatar que las naciones que triunfan son precisamente las que promueven la acción, el esfuerzo, el patriotismo y los valores viriles.

    Las naciones que fracasan son precisamente las que promueven el parasitismo social, la pasividad y el antipatriotismo, como hace este director enchufado con nuestro dinero y como llevamos haciendo desde hace 40 años.

    Por eso tenemos 6000000 de parados, una casta ladrona y corrupta, una “intelectualidad” parasitaria analfabeta sin prestigio alguno en el mundo , la industria desmantelada, y el país colonizado por una masa de extranjeros que no pueden vivir de su propio trabajo, sino que necesitan de las ayudas sociales pagadas por los invadidos.

    !Pero que progresistas y que gilipoyas somos!

    Nos pasa todo los que nos pasa con razón, porque hemos puesto a esta basura ahí con nuestros votos, una y otra vez, a pesar de que nos estaban esquilmando con chulería, y nos estaban extorsionando con 35 años seguidos de especulación del suelo.

    !MERECEMOS TAZA Y MEDIA!, que no aprendemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s