HISPANIDAD – Vídeo de testimonios de filipinos que aún hablan español


Publicaciones_en_Espa_ol_de_Filipinas
Antiguas publicaciones en español, en Filipinas.

Muchos denuncian la “kulturkampf” que impusieron los norteamericanos para extinguir todo rastro de español.

 

4 comments

  1. Quiero recordar que los sucesivos gobiernos españoles no han hecho nada para mantener la presencia del castellano en Filipinas.

    Es normal que tras la derrota, la guerra de exterminio contra los filipinos de los norteamericanos, la guerra civil española…no hubiese habido ni dinero ni oportunidad de hacer nada.

    Pero una vez organizado el nuevo Estado español, y con las élites filipinas (o mejor dicho hispano-filipinas, que todavía eran hispano hablantes) en el poder (y sin el conflicto de tener que competir con las élites de la península en España) en el poder (incluso durante el protectorado norteamericano), no se hizo nada.

    Y es que el gran error de Franco, al contrario que la Unión Soviética, fue la alergia a todo lo que oliese a cultura y a ciencias. Y la cultura española es una de las grandes culturas de la humanidad (en Francia, llaman a su cultura “civilización francesa”)-

    Precisamente lo que se impone en Filipinas es la sociedad de consumo norteamericana, no la cultura anglosajona.

    Los mismos errores los seguimos repitiendo. No solo en Filipinas sino en todas partes.

    Es ridículo que tengan que ser otros países (y organismos privados, como Universidades) los que se interesen sobre nuestra cultura clásica.

    En la Gran Manila, hubo conversaciones entre las teresianas y el Gobierno de Zapatero (sí, el de los actores de la ceja) para que fuese un colegio bilingüe, como existen otros en Manila (alemán, francés, italiano…)

    Naturalmente, como son una congregación religiosa católica, y los socialistas son anticatólicos todo acabó en nada.

    La destrucción de la economía española originada con la especulación del suelo promovida por Felipe González, no ayuda a nada, porque toda acción se financia con dinero.

    Hemos visto que ha habido una pelea entre los funcionarios del Ministerio de Cultura y del Ministerio de Asuntos Exteriores para ver quien se hacía con los puestos de la acción cultural española (es decir, para dar trabajo e influencia a sus respectivos funcionarios-políticos.

    Pero solo ha sido un caso de reparto de poderes, no de eficacia ni de resultados. Menos aun de seguir una política racional de actividad exterior cultural, que no hay.

    Ni va a haber: un país que ha sido capaz de votar DOS VECES al Zapatero de las zapateradas, no va a promover nada que huela a cultura, ni comprende tampoco la importancia de la diplomacia cultural.

    O la economía que se genera al rededor de una lengua (¿Cuántos libros vendían los franceses en todo el mundo simplemente porque entonces el francés era una lengua de cultura? Los que habían estudiado francés los compraban simplemente para mantener su francés. Lo mismo con los discos y las películas. ¿Cuántos libros de enseñanza del inglés venden al año las Universidades de Cambridge y de Oxford?)

    Yo creo que lo mejor sería quitar estas competencias a los políticos y funcionarios españoles, y dárselas a algún país que tenga una estructura exterior cultural que funcione y que no sea competidores nuestros, como Alemania,por ejemplo, que de seguro que lo van a hacer mucho mejor que nuestros políticos analfabetos y ladrones.

    Mientras tanto se tira el dinero en “cooperación” (es decir, dar dinero para mantener ONGs afines al partido y para que compren productos chinos)
    (por cierto, que suena a chiste lo de “cooperación”: somos incapaces nosotros de salir a adelante, como para enseñar a los demás a ser igual de inútiles que nosotros)

    O simplemente tirar el dinero en los actores de la ceja (pero que al ser “famosos”, el político de turno se puede hacer la foto-propaganda con ellos)

    Y mientras tanto, el tiempo pasa y las cosas se estropean por falta de actividad. Como siempre.

    Y para que lo lean todos, hubo quejas en Manila de la fachada posmoderna zapatera que el Instituto Cervantes levantó en Intramuros.

    Desde que los americanos arrasaron completamente la ciudad española para deshispanizar Manila (también lo hicieron en Cebú), están los pobres filipinos intentando reconstruir lo que había como pueden (hay ayudas de EEUU,Japón, y alguna de España) para que venga el Zapatero de las zapateradas a joder la marrana. Tienen todo el Gran Manila, que es enorme -y eso sin contar con Cavite-, para hacer lo que no tiene que hacer en donde no tiene que hacer.

    La destrucción de la enseñanza y el fracaso de las Universidades, la corrupción del bipartidismo, el surgimiento de PODEMOS, la desindustrialización sistemática desde hace 30 años, 6 000 000 de parados, nuestros hijos que tienen que emigrar a Alemania, el funcionariato sin control y la emigración masiva subvencionada con los impuestos de los asalariados ya nos están diciendo que lo que hemos hecho hasta ahora, no funciona. La (des)protección del español de Filipinas es solo un caso más entre otros muchos más sangrantes.

  2. Me gustaría resaltar que ni la guerra de conquista fue apoyada por todos los norteamericanos, de hecho se formó una liga muy activa en contra, ni todos estaban de acuerdo en sustituir el español, lengua natural filipina, por el inglés.

    Uno de los más fervientes anti invasión y anti sustitución del español por el inglés fue el novelista Mark Twain (que llegó a decir que Estados Unidos debía sustituir la bandera nacional norteamericana por la negra de la calavera y las tibias cruzadas.

  3. El español era la lengua de Manila, que a pesar de estar en territorio tagalo, como capital española y capital de un archipiélago con muchas lenguas y dialectos, era la lengua natural de comunicación.

    Incluso en el periodo americano, la lengua de comunicación comercial entre las islas era el español y no el inglés ni el tagalo.

    Hay que resaltar que el español de Filipinas no fue un idioma impuesto, sino que en ningún momento se intenta cambiar la lengua de nadie ni imponer ninguna. Es simplemente la lengua de uso común.

    (precisamente una de los agravios que tenían los insurgentes filipinos era que no se enseñaba el español, cosa extraordinaria porque la mayoría de los revolucionarios eran tagalos (los que no lo eran, habían estado viviendo en Manila)

    Más extraordinario todavía era que sí que pensaron en una lengua común para una Filipinas independiente. Y la lengua elegida fue el español, no el tagalo. (aunque por otro lado era la lengua de los intelectuales filipinos)

    También hay que señalar que Manila, con mucho la más importante ciudad
    del archipiélago, es un conjunto de gente venida de todas partes, en los que hay chinos, chinos cristianos (cuyo idioma era y es el español), criollos
    españoles, mestizos (criollos y mestizos forman el grupo de los “ilustrados”)…y su lengua es el español.

    Los españoles de nacimiento son un conjunto pequeño dentro de la ciudad y son principalmente funcionarios y soldados. Normalmente en cuanto pueden vuelven a la península. Las órdenes religiosas son españolas y sus sedes está en Intramuros.

    En el área de Manila hay dos “dialectos”: el de ternate y el de hermita, y en
    Cavite (que está como a 150 km de Manila, pero tenía el arsenal) tiene también un dialecto propio: el caviteño.

    Como Manila está en territorio tagalo, hay siempre una emigración constante del campo a la ciudad (servcio doméstico) que mantiene siempre un elemento tagalo importante.

    Lo más interesante de todo es que el español de Filipinas no viene de España, sino del Virreinato de la Nueva España, por lo que tiene influencia mejicanas. Ello es debido a que la administración civil, militar y religiosa era por razones geográficas (antes de la construcción del Canal de Suez)
    de Mexico. (Filipinas realmente solo estuvo administrada directamente por España como unos 40 años)

    Esta era la realidad lingüistica filipina cuando es conquistada por los americanos. Y si no hubieran impuesto el inglés, ahora en Filipinas se hablaría su variedad de español como en Colombia, Guatemala…
    Es más, según las estadísticas norteamericanas, durante el dominio norteamericano sube el número de hispanohablantes (y eso que ya ha desaparecido la administración civil y militar españolas, y las órdenes religiosas y los obispos cambian los españoles por norteamericanos )

  4. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s