“Transitando hacia un independentismo residual”, un artículo de uno de los gurús del separatismo


Francesc Abad es considerado uno de los “gurús” del independentismo catalán. Cada vez más crítico con los posicionamientos de los partidos independentistas, empieza a ser molesto para los suyos. Recientemente ha publicado un artículo titulado: “Transitando hacia un independentismo residual”. En él realiza una crítica contundente al “prucés”.

He aquí el texto:

“El 1-O llegamos más lejos que nunca. Pero la caída que le está siguiendo no podemos decir sea la más dura que nunca, porque hemos tenido guerras perdidas, miles de muertos, miles de exiliados y miles de prisioneros, pero en términos estratégicos sí que quizá sea la más destructiva de la historia.

Hay, para mí, tres grandes elementos que caracterizan la actual situación y su nunca vista capacidad destructiva en relación al proyecto independentista:

– El primero es la forma en que terminó el 1-O. De ser el más extraordinario de la historia, el mayor que nunca ha hecho el independentismo, en unos días pasamos a una derrota inexplicable, a la nada. Sin transición alguna y sin explicación alguna. Y esto es lo que ha hecho que la derrota (no alcanzar los objetivos es una derrota) se pasara a la más brutal frustración. De ser un pueblo movilizado y determinado a todas, que es lo que permitió hacer el 1-O a ser un pueblo derrotado al que no se le ha dado ninguna explicación sobre lo que ocurrió después del 1-O y porqué no se siguió adelante. Al 1-O llegamos gracias a estar todos, gracias a que todo el proceso que nos llevó tuvo detrás a un pueblo determinado, y una unidad política y cívica que lo hizo posible. Junts pel Sí (ERC y el actual espacio de Junts) y CUP fueron los actores políticos que permitieron hacer el 1-O. Pero después del 1-O desaparecieron y todavía no han sido capaces, todos juntos, de dirigirse al pueblo que les siguió con esa determinación, y de explicarnos qué ocurrió. Y esto está, para mí, en la base de todo lo que ha seguido, de todos los desastres que han seguido. El 21D del 2017, y contra todo pronóstico, el independentismo fue aún capaz de ganar las elecciones. Pero cuando en enero ERC dinamitó la investidura del Presidente en el exilio, entonces ya se desencadenó el escenario de derrota y frustración en el que ahora estamos instalados.

– El segundo elemento que está generando esta capacidad destructiva del independentismo hasta ahora nunca vista es cómo esta frustración está siendo aprovechada por algunos para inyectar veneno en todas las venas del independentismo, un veneno de extraordinaria toxicidad, que se alimenta desde todo este personal sin escrúpulos y sus “discursitos” llenos de mentiras y manipulaciones que sólo buscan convertir a los demás independentistas en los enemigos políticos a batir. Y esto lo hacen, como digo, desde la mentira y manipulación sistemáticas, tanto para hacer ver que los que no son ellos son cobardes que nos han engañado a todos, porque hacer la independencia es de lo más fácil, basta con querer -la, como para incluso negar a quienes no son ellos la condición de independentistas.

– La tercera pata de esta situación con esta letal capacidad destructiva la tenemos con el abandono de los elementos que habían sido claves para hacer del independentismo el movimiento democrático y social mayoritario de nuestro país, y su sustitución por los elementos más divisivos que puede tener el independentismo: los identitarios.

Así, la suma de la frustración, la mentira y el identitarismo es lo que está llevando al independentismo a ese escenario terroríficamente autodestructivo.

En este artículo intentaré compartir el análisis de las principales mentiras sobre las que se está edificando este discurso cainita que sólo tiene por objetivo dinamitar el independentismo, convertirlo en un campo de batalla infernal, abocarnos a todos a una permanente lucha de todos contra todos, con la única voluntad de destruir a los demás.

En el primer nivel de estas mentiras encontramos a los que quieren aprovecharse de la frustración para hacer ver que todos los que nos llevaron al 1-O (es decir, todo el mundo que no son ellos) son unos estafadores, porque la independencia sólo requiere querer hacerla. Y si no la hemos hecho es porque no querían hacerla. Esta repugnante simplificación de lo que es un proceso de esta naturaleza es inadmisible. Gente que nunca ha hecho nada en la vida ofreciéndose de salvapatrias, porque ellos todo lo saben, porque todo es muy sencillo y porque sólo hace falta que la gente les apoye ellos y trate como criminales estafadores a los que no son ellos, es decir, en todo el mundo de ERC, de Junts, de la CUP, etc.

En su momento ese discurso lo lideraron los de las primarias. Tras su monumental fracaso, y no contentos con la toxicidad destructiva que inyectaron en el mundo independentista, ahora promueven, impulsados ​​de nuevo por la ANC, la creación de un cuarto espacio político independentista. Aunque de hecho, para ellos, no sería el cuarto, sino el primero, porque el resto no son independentistas.

En el segundo nivel de estas mentiras encontramos todo este discurso contra el actual Govern y la culpabilización en Junts por no salir, por no dinamitarlo.

La gran apuesta del españolismo por liquidar el proceso independentista era una victoria electoral que enviara el independentismo a la oposición. Así se visualizaría, a ojos de todo el mundo, que el tema había terminado, que ya no había una mayoría independentista, que ha sido el que más daño ha hecho en España. Pero el 21D, con todo en contra, y pese al triunfo electoral de Cs, que fue la fuerza más votada, el independentismo sumaba, el independentismo tenía la mayoría democrática. E igual el 14F, sustituyendo a Cs por el PSC.

Pero entre el 21D y el 14F habían pasado cosas. Tres nunca se pondrán de acuerdo si uno no quiere, por tanto que la mayoría indepe del Parlament pudiera generar un gobierno indepe requería que Junts, ERC y CUP se pusieran de acuerdo. Y no era fácil. Y no fue fácil. De hecho, fue patético. En enero ERC dinamita la elección del Presidente en el exilio y pocas semanas después la CUP dinamita la elección de Jordi Turull. En este escenario de dinamitarse unos a otros finalmente se impuso algo de cordura y se pusieron de acuerdo para investir al President Torra.

La gran diferencia entre el 21D y el 14F es que ERC llega al 14F con un acuerdo blindado con los Comuns y un escenario de acuerdos mutuos con el PSC. ERC ha apoyado incondicional la investidura de Pedro Sánchez y el gobierno de PSOE y Podemos en Madrid, y, pese a las guarradas que les ha hecho, también con un acuerdo incondicional con Ada Colau en Barcelona, ​​lo que es clave para blindar un acuerdo más amplio con los Comunes. Solo hay algo que se interfiere, a estos planes, el 14F: Junts saca mejor resultado de lo esperado, lo que hace viable de nuevo una mayoría independentista en el Parlament y en el Govern. En este escenario ERC no se atreve a «pasar» de Junts y hacer gobierno con Comuns con apoyo externo del PSC. Si ERC, Junts y CUP no hubieran sumado esto es lo que habría pasado. Pero sumaron. ERC había sido la fuerza indepe más votada, y por tanto Junts y CUP tuvieron que aceptar que ERC tenía derecho a impulsar su estrategia».

El artículo de Francesc Abad acaba con una alabanza al partido de Puigdemont y acusa a ERC de haber cerrado las puertas del «prucés».



Categorías:Revista de prensa

7 respuestas

  1. Y luego digo que Miguelito le da a la blanca con yeso.
    Pero es que despues de leer 3 lineas de este panfleto ( mas es malo para todo) uno se da cuenta que Miguelito es un pobre diablo que suelta tonterias por medio gramo.

    Este suelta lo que la neurona le dicta con el tazon que se ha metido.

    En fin que si hubiera gobierno español en vez de esa banda terrorista del Perro, los perritos de aqui ni meaban

    Me gusta

  2. Que chorradas está contando este Francesc Abad, que seguro que cobra sobornos por soltar las tonterías que está diciendo. La única suerte que ha tenido hasta ahora el repugnante separratismo catalán, es que consigue siempre tener mayoría absoluta en el parlamento del congreso catalán. Se presenten juntos o separados, después la suma de sus diputados les concede una mayoría absoluta, que es lo que permite hagan siempre lo que les venga en gana. Como por ejemplo las empanadas mentales que se me montan pretendiendo imponer una lengua catalana única y exclusiva en Cataluña, o recordando un referéndum del uno de octubre del año dos mil diecisiete, que fue la payasada democrática más grande que haya existido jamás por lo menos en la democracia española. O es que tenemos que recordar que podían votar los niños, que había urnas en la calle, o que se podía votar cuantas veces se quisiera. O tenemos que recordar después al Puchdemón queriendo vender una declaración unilateral de independencia, que salía en los medios informativos sin que no hubiera manera que se pudiera entender lo que decía o lo que quería. Estas payasadas las hemos vivido todos los catalanes, al igual que tuvimos que padecer dos años con un Generalitat sin presidente, hasta que llegó el torrao del Torra, que nadie sabe qué podía ser peor, si seguir sin presidente, o tener a un tarado rigiendo la presidencia. Por tanto que me venga diciendo este Francesc Abad que hemos ido hacia un independentismo residual, que no me venga con tonterías, porque residual o de residuos ha sido siempre este vergonzoso independentismo que han pretendido imponer cuatro mangantes de la política española, que disfrazados de separratas catalanes, solo han pretendido hacer lo que vienen haciendo, que es vivir de la sopa boba, llenar bien sus talegas, y engañar a un pueblo màs o menos como lo hacen las fuerzas políticas de izquierda, que es vendiendo todo lo contrario a lo que se pretende hacer. Y esto no es un campo residual, porque está bien tonificado de buenas prebendas onerosas para los usurpadores de la política.

    Le gusta a 1 persona

  3. Que idiotez es el separatismo

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  4. A ver cuando se dan cuenta que fueron utilizados, y luego abandonados por quienes lo hicieron.

    Fueron utilizados contra España, pero no a favor de Cataluña.

    Lo fueron para desestabilizar, perjudicar y mostrar la enorme debilidad de los Gobiernos de España, pero no tanto como para levantar en pie el engendro defendido por los golpistas.

    Les utilizaron gentes de levita, que rechazan las últimas consecuencias de los separatistas anticatalanes y antiespañoles, cobijados como rojerio, anarcos e imitadores de la kale borroka.

    Las similitudes de lo ocurrido en Cataluña y en el país vasco, son dignas de notar. Se experimentó con la vía asesina de ETA en la llamada Euzcadi y luego con la vía dela ilegalidad y el golpismo en Cataluña. Las dos vías para hundir España pero no para dar el gusto final a los separatistas.

    Le gusta a 1 persona

  5. Tranquilos que con los partidos que pueden gobernar España el separatismo seguirá creciendo podéis decir lo que queráis pero sigue creciendo cada año gracias a los políticos españoles

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: