Asociación Beatriz Galindo “La Latina”, un bastión en defensa de la Hispanidad y la cultura católica


Guillermo Carlos Pérez Galicia, es Licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca y Doctor Cum Laude por las Universidades de Salamanca y Valladolid, con un trabajo que lleva por título Retórica y paideia en el helenismo de la antigüedad tardía: las cartas de Libanio, con el que obtuvo también el Doctorado Internacional por las Universidades Federico II de Nápoles, Von Humboldt de Berlín y Paul Valéry de Montpelier.

Es Jefe del departamento de Griego y Latín del IES Valles del Luna de Santa María del Páramo (León). En la actualidad compagina su trabajo con su labor como investigador. En su haber tiene numerosos artículos históricos y lingüísticos, y es un autor experimentado, con varios títulos, entre los que destaca un análisis retórico de la obra de Charles Darwin. Así mismo, se encuentra entre los últimos traductores que han vertido a Aristóteles a nuestra lengua con éxito, con la traducción de las Categorías, en colaboración con el profesor universitario Miguel Gambra, que aporta a la obra el análisis filosófico. Así mismo, nuestro autor es miembro fundador y actual presidente de la Asociación Cultural Beatriz Galindo «la Latina», de Salamanca.

¿Cómo nace la asociación Beatriz Galindo “La latina” y con qué fines?

El embrión fue un grupo de personas de extracción diversa, pero con el mismo interés por la cultura y las humanidades e ideas parecidas sobre el pensamiento crítico (tan substituido a día de hoy por la manipulación mediática) que nos reuníamos para hacer sesiones prácticas de debate, retórica y discursos sobre todo tipo de temas. Usábamos las herramientas que nos dan los clásicos, con el fin de aprender a protegernos contra todo el dogmatismo falaz imperante y combatirlo; y luego ayudar a otros a hacer contra-ingeniería social y tener espíritu crítico, mediante las sólidas herramientas de la retórica y la cultura clásica.

De ese primitivo embrión nació luego la asociación, inicialmente capitaneada por el profesor Jesús Teira, filólogo e historiador y con socios hispanos de ambos hemisferios residentes en Salamanca. Se establecieron entonces fines más generales —sin salirse del espíritu original de aquellos talleres—, que en nuestros estatutos se resumen como el cultivo y desarrollo de la cultura y sociedad tradicional, la filosofía griega, el derecho romano, la Cristiandad y las tradiciones hispánicas, en especial de Salamanca.

¿Por qué el nombre de Beatriz Galindo?

Porque como suele señalar nuestro portavoz original, Chema Guevara, ella representa la idea misma del pensamiento crítico. Y porque fue una gran mujer, para quien la espiritualidad y las humanidades no se reducen a ir a Misa los domingos y divertirse leyendo literatura griega, sino que ambas cosas tienen consecuencias prácticas, sin las cuales no es posible la vida civilizada.

¿Por qué apuestan por la cultura y la sociedad tradicional?

Porque el humanismo cristiano occidental e hispano (en el sentido entendido por la Escuela de Salamanca y los Siglos de Oro, no las patrañas ultrapirenaicas de la Ilustración, la Aufklärung y la Enciclopedia), demostraron, durante los siglos que duró, que no hay vida más digna que la del hombre libre en su sentido estricto, es decir, en el sentido hispano del término.

La sociedad tradicional busca la excelencia como los griegos y romanos, pero en una sociedad aún más avanzada (y ya más cristianizada) como fue la hispánica. Lo cual está en las antípodas de la tiranía que se impuso después, la ley de la selva y sistemas tribales inmorales de falsas libertades, con un barniz superficial y falso de progreso, que destruyen la meritocracia y la autosuficiencia.

¿Por qué en especial la de Salamanca?

Intrínsecamente, porque la asociación nace en Salamanca. Extrínsecamente, porque de las doce primeras universidades americanas, diez se inspiran en la de Salamanca y las otras dos reciben su influencia.

Y además, porque Salamanca era el centro intelectual de toda la Cristiandad, el referente de civilización para toda la Hispanidad, llamada Atenas Hispánica y la Pequeña Roma.

En definitiva defienden la Cristiandad y la Hispanidad.

Por supuesto. Hasta Proudhon y Marx reconocen que nunca como en la Cristiandad el ser humano ha tenido tales cotas de bienestar. Y eso fue así en todos los niveles, incluyendo el gran desconocido: el del avance técnico y científico. Y la Hispanidad fue quien continuó esa labor cuando los pueblos ultrapirenaicos demostraron ser sociedades fallidas.

También reivindican la filosofía griega y el derecho romano.

Efectivamente, siguiendo así la línea de la Escuela de Salamanca, profundamente continuadora de ambas. Y que además las potenció gracias al gran avance en las humanidades que hubo en aquella época y, sobre todo, porque Salamanca no se vio contaminada de influencias gnósticas que hubo en otras zonas del continente, sino que el impulso fue católico, apostólico y romano: el espíritu del Concilio de Trento impulsado desde las Españas.

¿Cuáles son las principales actividades que han hecho hasta ahora?

Antes de que empezasen esas restricciones ilegales por las cuales todavía no hay ningún responsable en prisión, habíamos realizado numerosas actividades. Por ejemplo, presentaciones de libros o un acto informativo y reivindicativo en defensa de los cristianos perseguidos en Siria (persecución perpetrada con la mirada complaciente de quienes dicen defender a refugiados de guerra, mientras se llenan los bolsillos con el contrabando de personas, armas o drogas).

Tras el parón, reiniciamos nuestras actividades de forma paulatina y sin perder de vista nuestros fines, tanto apoyando iniciativas como la Semana del Siglo de Oro de Plateros o la peregrinación a Covadonga de Nuestra Señora de la Cristiandad, como una serie de actos de nuestra asociación o bien coordinados con otras asociaciones, como Héroes de Cavite, la Plataforma por la Hispanidad de Ávila o la ACT Fernando III el Santo. Ejemplo de esto último fue el acto en homenaje a los Tercios y a la Inmaculada Concepción por el milagro de Empel en Salamanca, así como la apretada agenda de actividades del pasado Octubre 2021 de la Hispanidad, en Salamanca y en Medina del Campo.

¿Cuáles son las próximas actividades y proyectos?

Aunque sólo Dios conoce el futuro, miembros de la ACT Fernando III el Santo organizarán el 26 sábado de marzo en la montaña palentina un acto en desagravio a los héroes martirizados allí por una partida de bandidos afrancesados y desde ya mismo estamos colaborando con ellos.

Para el 1 de abril está prevista en Salamanca otra actividad en defensa de las Humanidades, que la nueva legislación educativa pretende eliminar. En mayo preparamos el cumpleaños de España, quizá en Toledo, pero la cosa está aún por concertar; aún falta tiempo. Iremos informando por las redes.

¿Cómo se puede pertenecer a la asociación y ayudar a su mantenimiento?

Para donaciones, se puede contactar con la tesorería por el correo electrónico beatrizgalindo1212@gmail.com y para pertenecer es necesario rellenar la ficha de inscripción, contactando con nuestra junta directiva a través del mismo correo electrónico.

Por Javier Navascués



Categorías:Entrevistas, HISPANIDAD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: