“Bill Gates ¡Reset!”, nuevo libro de Carlos Astiz


Carlos Astiz es periodista y analista, doctor en Ciencias de la Información y profesor universitario. Ha trabajado en diversos medios de prensa, radio y tv, así como en distintas universidades, de España y otros países. Ha firmado trabajos sobre Política internacional, Comunicación Digital, Situación política e ideología, Arte, Comunicación Política y Corporativa, Implicaciones sociales de las nuevas tecnologías… Además, ha impulsado varias empresas y es miembro de diversas fundaciones, Laboratorios de ideas y ONG. En esta entrevista reflexiona sobre su último libro Bill Gates ¡Reset!, una magnífica iniciativa de la editorial Libros Libres.

Después de un libro sobre Soros, ¿Por qué ahora uno sobre Bill Gates?

Asistimos a un cambio fundamental del mundo, de la sociedad que conocíamos por parte de los grandes billonarios,  que ahora se disponen a construir una sociedad según sus designios, bajo su control directo y de alcance planetario. La globalización industrial ha dado paso a la globalización financiera y política, más allá del alcance de las naciones o de sus tribunales.

Es importante identificar a los enemigos de la libertad y de la humanidad porque estos mismos magnates pretenden sustituir las democracias nacionales por organismos supranacionales, más allá de la voluntad popular y que solo responden a los intereses de sus amos: los grandes capitales especulativos y financieros que ya no se limitan a apoyar a políticos que defiendan con mayor o menor claridad sus intereses sino que los colocan, directamente, bajo una agenda que es la de los globalitarios. Si no lo evitamos, solo tendremos ocasión de elegir a los gestores de las políticas que nos impongan esas entidades sin poder discutir las políticas mismas. Y tenemos que ponerles nombre: la familia Soros, los Gates, los Rockefeller, Los Ford…

¿Quién es realmente Bill Gates?

Sorprende el enorme número de aduladores que afloran en medios de comunicación, e instituciones supuestamente respetables y que rozan lo ridículo, con alabanzas a su “inteligencia superior” o ficciones sobre “el niño pobre que construye un emporio desde el garaje de su casa”. Pero son eso, ficciones porque la realidad es que pertenece a una familia muy acomodada (su abuelo le legó un millón de dólares), su padre dirigía un importante bufete de abogados y su madre no era la maestra que nos cuentan sus panegiristas sino una importante directiva que llegó a dirigir la mayor entidad de beneficencia de EEUU, usando sus contactos para que su hijo pudiera firmar su primer contrato con IBM, entonces la mayor empresa informática del mundo y que no estaba al alcance de cualquiera.

Ello no supone restar ningún mérito al gran empresario que contribuyó decisivamente a configurar el mundo de la informática que es casi como decir el mundo en si y que demostró su inteligencia y valentía para aprovechar las oportunidades, pero hay que dar el panorama completo y esos valores se ensombrecen cuando descubrimos que intentó todo tipo de maniobras ilegales para eliminar a la competencia y que le llevaron a una sucesión de demandas ante las autoridades, tanto en Norteamérica como en Europa, con grave quebranto de su imagen y la de Microsoft y multas millonarias.

¿Cómo fue su evolución de empresario sin escrúpulos a hacerse pasar por benefactor de la humanidad?

La realidad es que Gates tiene un sin fin de lo que he denominado Amistades peligrosas. Gates ha estado relacionado con el traficante sexual convicto y presunto abusador sexual infantil Jeffrey Epstein (que se suicidó en la cárcel) y a diferencia de muchos otros, Gates inició la relación después de que Epstein fuera condenado por delitos sexuales. Al parecer, ambos discutieron una posible asociación de recaudación de fondos para la Fundación Gates.

Según sus críticos Bill Gates sigue ayudando a conocidos trolls de patentes a obtener más patentes  y usarlas para presentar demandas, contra otras empresas, a pesar de no usar las patentes para fabricar tecnología propia. En 2009, la firma lanzó un laboratorio de investigación y creación de prototipos, Intellectual Ventures Lab, que fue ampliamente ridiculizada cuando el libro SuperFreakonomics describió sus ideas para reducir el calentamiento global como enviar dióxido de azufre a la estratosfera o un «apagador de huracanes» cuya patente la ostenta, entre otros, el propio Gates .

En línea con su Fundación,  también se ha asociado con varias empresas para crear hamburguesas vegetales porque pretenden prohibirnos comer tanta carne porque  las vacas ensucian el medio ambiente. TerraPower, otro de sus mega-planes se centra en la energía nuclear porque a la vista de que los combustibles fósiles se están quedando obsoletos, los globalitarios pretenden abandonarlos ante la necesidad de fuentes energéticas mucho más eficientes. Esto es un ejemplo de como nos venden ideología y financian organizaciones al servicio de sus intereses. Primero, para atacar la energía nuclear porque estaban sacando muchos beneficios del petroleo y ahora, necesitan que todos nos pasemos a lo nuclear sin rechistar. El silencio de Greenpeace, por ejemplo, es clamoroso pero se entiende mejor cuando se conocen sus financiadores.

Gates también propone que bebamos agua de excrementos y sacar criptomonedas de tu sudor, como explico en el libro junto a sus intentos de tapar el Sol (una verdadera proeza militar, enmascarada de lucha contra el calentamiento global”, si se consigue) junto a sus inversiones en semillas, tierras de cultivo y maíz transgénicos, en un panorama que deja anonadado cuando se ve la ambición planetaria de los que no solo son globalistas sino que intentan imponer una dictadura globalitaria en todo el planeta (por eso los llamo globalitarios) a imagen del sistema chino de control social, con identificaciones digitales subcutáneas (tampoco eso es una conspiración sino un proyecto del MIT), millones de cámaras y sistemas de vigilancia durante las 24 horas. Un panorama aterrador al que debemos, y podemos, oponernos porque la Vida, la Naturaleza y la Realidad están de nuestra parte.

¿Qué se esconde detrás de esa máscara de filantropismo?

Su figura ha evolucionado hasta ser el más conocido representante de lo que se ha denominado el filantrocapitalismo: la imposición de la políticas que les interesan a los poderosos con campañas de sensibilización, de potente propaganda, mediante la compra de medios y periodistas para ofrecer una imagen edulcorada de todo un programa de imposición de medidas políticas, sociales y económicas que va a hacer a esos billonarios más ricos y más poderosos, configurando unas sociedades fragmentadas, con individuos débiles, en unas naciones que se pretende extinguir.

Bill Gates es uno de sus principales impulsores y quiere reconfigurar todo nuestro mundo, según sus deseos. Un mundo asentado en la cultura de la muerte porque los billonarios creen que hay demasiada gente, en la fragmentación de las naciones, en sociedades enfermas,con individuos débiles que cada vez tendrán menos y no podrán aspirar a más. Donde no tendrás casi nada y serás feliz dice su propaganda; comerás hamburguesas de soja y beberás agua de excrementos mientras un chip subcutáneo les permitirá controlarte permanentemente.

Adornado con bellas palabras y tiernos sentimientos, es un proyecto contra la humanidad y sus libertades y derechos, duramente conquistados a través de los siglos. Un futuro negro para la inmensa mayoría y el paraíso para el reducido grupo de multimillonarios y sus lacayos políticos y sociales que lo impulsan. Es una dictadura que va a ir haciéndose más descarnada y opresiva en la medida en que vayan debilitando la resistencia. La tecnología como pilar de ese control social del que nadie podrá escapar. Obligados a vivir con miedo (crisis, pandemias, disturbios…), aislados y solos

¿Qué es el gran reseteo y por qué interesa tanto a Gates y otros hombres poderosos de la tierra?

The Big Reset, El Gran Reinicio, o reseteo, no es una conspiranoia de algunos dementes. Es la política oficial del Fondo Monetario Internacional y su plan de trabajo. Es la agenda del Foro Económico Mundial (Davos) y de la ONU, a través de la agenda 2030 que marca el calendario de este proceso y el año en que pretenden haberlo cumplido en lo fundamental.

Sus publicistas siempre intentan ocultar todo lo que pone en duda a estos personajes y sus proyectos bajo las etiquetas de “falso” o “conspiranoico” usando un viejo truco stalinista porque si tu colocas una etiqueta peyorativa sobre una persona o entidad te evitas tener que rebatir sus argumentos con la posibilidad de que descubran que no los tienes. Cuando te señalan como “fascista” o “negacionista” igual que los nazis te señalaban como “judío” ya no tenían que argumentar nada. Eras el enemigo. La condena esta dictada antes de que abras la boca.

Igual con el proceso de ocultar, en buscadores y redes sociales, todo aquello que pone en duda la versión oficial y que se pretende convertir en la única posible, en el pensamiento obligatorio que todos debemos tener. Se quiere acabar con la libertad de expresión, con el que disiente. Los grandes medios españoles son un ejemplo de como repiten los mismos temas y mantienen los mismos silencios, ocultando toda discrepancia. Pero la libertad de expresión no es que haya mil canales, si todos dicen lo mismo, sino dos que mantienen opiniones distintas.

El incremento de la censura es palpable. La cantidad de documentos borrados, las webs caídas y los enlaces rotos se han multiplicado en Internet, hasta hacer prácticamente imposible encontrar algunas entradas, más o menos recientes que son incómodas para los poderosos. Afortunadamente, ahora hay redes y canales que rompen ese monopolio de la oscuridad y los silencios. Cada vez hay más gente que pone en duda la versión oficial y los “expertos” comprados por el poder.

Llevamos años oyendo hablar del Nuevo Orden Mundial y parece que nunca viene, o tal vez ya estamos y no nos damos cuenta.

Los censores, llamados ahora «verificadores» «fact-checkers» o similar, han denostado como conspiranoico el tema del Nuevo Orden Mundial, asegurando que no existe nada parecido en la realidad, ni como proyecto. De nuevo, la realidad les desmiente.

El modelo soviético o chino son ejemplos ya vistos y que pretenden extender al conjunto del mundo. Un ingreso mínimo que permita el nivel básico de subsistencia, a cambio del silencio y la sumisión ante una clase dirigente (lo que llamaban la Nomenklatura en la URSS) que no tiene ningún límite y posee, y puede ejercer, todos los derechos y hasta sus caprichos. Igual que hay que eliminar todos los referentes personales (identidad sexual, personal, familiar, sistemas de creencias y valores…) también hay que eliminar los referentes nacionales y hasta de clase, para disminuir al máximo la capacidad de protesta y resistencia ante la imposición de la dictadura.

La disgregación social, erosionando el sistema judicial y penal(fomentan las adicciones a la drogas, al sexo, a los medicamentos,…) así como la reducción de la seguridad y de la confianza en las fuerzas de seguridad y armadas, junto a fenómenos inducidos como la inmigración descontrolada, la formación de guetos y áreas, cada vez mayores, huérfanas de ley y orden… suponen un calvario programado para la población que solo puede someterse o combatir.

Para llevar adelante todo este programa, ese reducido grupo de billonarios lleva decenas de años invirtiendo millones (que se deducen de sus declaraciones de impuestos) en crear y desarrollar fundaciones, asociaciones, grupos y movimientos enfocados a todos y cada uno de los aspectos de su agenda global y estratégica, en una maraña de donantes y donados, de pagadores y financiados que hace muy difícil saber los saldos reales de todo esa red, pero cuyos beneficiarios son los billonarios mismos.

Estamos, pues, en un proceso revolucionario (en el sentido de alterar el sistema hasta sus fundamentos) que está cambiando el mundo. Como todas las revoluciones, empieza como una batalla ideológica entre las distintas concepciones de ese mundo y del futuro, al que unos u otros quieren dirigirlo. Terminará decantándose en dos campos, en dos modelos de sociedad, contrapuestos y antagónicos. Esa decantación se va acelerando y la reducción de los matices, la eliminación de las voces disidentes, la menor aceptación de críticas, indica la aceleración de esas contradicciones y la cercanía de su enfrentamiento decisivo.

Háblenos de la relación entre el covid 19 y la Agenda 2030 y Agenda avatar 2045.

Asistimos a una remodelación mundial de la sociedad que pretende ir más allá de los marcos nacionales e incluso regionales. Aprovechando las crisis de cualquier tipo (económicas, sanitarias, naturales…), reales o ficticias, están configurando todos y cada uno de los pilares sociales para incrementar su poder y sus beneficios, hasta establecer una dictadura inapelable bajo su control completo.

Adornado con bellas palabras y tiernos sentimientos, es un proyecto contra la humanidad y sus libertades y derechos, duramente conquistados a través de los siglos. Un futuro negro para la inmensa mayoría y el paraíso para el reducido grupo de multimillonarios y sus lacayos políticos y sociales que lo impulsan. Es una dictadura que va a ir haciéndose más descarnada y opresiva en la medida en que vayan debilitando la resistencia.

El miedo es el combustible que alimenta la maquinaria represiva sobre la población, asustada ante todo tipo de anuncios apocalípticos y desastres que va aceptando limitaciones y recortes de sus derechos, bajo el control de los medios de comunicación, los aparatos culturales y educativos que difunden idénticos mensajes, hasta ser aceptados como la única verdad posible.

La comodidad relativa que ofrecen es la contrapartida a ese clima de represión donde la disidencia, el pensamiento crítico, es eliminado hasta la raíz. Las grandes empresas tecnológicas que dominan una parte cada vez más importante de los canales de comunicación están, en su inmensa mayoría, alineadas con este proyecto ya que no en vano son deudoras de ese capital financiero en el que sus propietarios se han insertado, por la vía de la herencia familiar o de su éxito impulsado, en la mayoría de los casos, por los grandes fondos de inversión.

El concepto de Gran Reinicio y su contenido fue expresado públicamente por la directora general del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, en el marco de un acto organizado por el Foro Económico Mundial el 3 de junio de 2020.  Muy poco después se publicaba el libro Covid-19: el Gran Reinicio, escrito por el fundador y presidente del Foro de Davos Klaus Schwab.

Este proceso de transformación radical es el Great Reset (el Gran Reinicio),  que pretende la constitución de un nuevo orden social que fracture las democracias y las sociedades organizadas, en beneficio de una nueva estructura en manos de los grandes multimillonarios y sus organismos supranacionales. Llevan años poniéndolo en marcha y desarrollándolo, elaborándolo y organizándolo hasta el extremo de que hoy es el proyecto dominante en Occidente, siendo hegemónico en el panorama político, económico, mediático y social de donde es excluida cualquier otra alternativa.

Ellos mismos confiesa que han aprovechado el Covid19 para acelerar el proceso y eliminar otras opciones. Pero el mundo que nos ofrecen es deprimente, es hacer realidad esa «Juventud sin futuro» que las fuerzas al servicio de los globalitarios han pretendido que es la única realidad posible. La liquidación de las naciones, la fragmentación de las sociedades, con individuos perdidos, aislados y débiles que deben renunciar a la propiedad, a la libre decisión, a sus señas de identidad, a sus parejas, a sus hijos… en beneficio de un mundo feliz y sin obstáculos para los billonarios.

El tema de las vacunas viene en el pack y se suma al del aborto y eutanasia para un perfecto control social.

La fundación Gates  ha invertido también millones en programas de formación para periodistas. Este entorno amigable de los medios, incluye describir a Gates como un experto en salud, a pesar de que no tiene estudios médicos y no es un funcionario público de ningún tipo: «PolitiFact y USA Today (dirigidos por el Instituto Poynter y Gannett, respectivamente), han recibido fondos de la Fundación Gates, incluso han utilizado sus plataformas de verificación de datos para defender a Gates de ‘falsas teorías de conspiración’ y ‘desinformación’, como la idea de que la fundación tiene inversiones financieras en empresas que desarrollan vacunas y terapias contra el Covid. Pero lo falso es ocultarlo.

De hecho, el sitio web de la fundación y los formularios de impuestos más recientes, muestran claramente sus inversiones en tales empresas, incluyendo Pfizer, Gilead ,CureVac… Hoy en día, las noticias sobre Gates suelen filtrarse a través de las perspectivas de los muchos académicos, organizaciones sin fines de lucro y grupos de expertos que Gates financia. Estas noticias, muchas veces, salen de redacciones con vínculos económicos con la fundación y son publicidad , no información.

Sin entrar en otras consideraciones, las vacunas plantean miles de interrogantes que se silencian ante la imposición de la orden de vacunar a todo el mundo a cualquier precio. Médicos o biólogos por la verdad han exigido explicaciones a esas preguntas sin obtener mas que insultos, pero eso no es una respuesta cuando pueda estar en juego nuestra salud y la de nuestros hijos. Hay que poner nuestra cabeza a trabajar, más allá del miedo, y exigir respuestas claras y lógicas, avaladas por la ciencia real, no por los “expertos” pagados por unos políticos faltos de escrúpulos y sin ética.

¿Se podría decir que nunca el malthusianismo ha estado tan vigente como ahora?

La reducción de la población mundial es un eje de ese proyecto. Si desde hace siglos los ricos pensaban que había demasiada gente sucia y desobediente, ahora la automatización y la creciente robotización los hacen doblemente prescindibles. Aborto y eutanasia; pandemias y guerras; adicciones y disturbios… contribuyen a esa reducción. Todo ello generando enormes beneficios que hacen crecer ese capitalismo de especulación. El dinero de la droga, del juego, del porno, de la industria del aborto y de la eutanasia…son parte del ciclo vital del capital especulativo y dan propulsión a fondos, bancos o paraísos fiscales para influir decisivamente en la vida y el futuro de las sociedades, a nivel mundial.

He analizado los mecanismos de dominación y creo que el odio de la lucha de clases trasladado al interior de la pareja que es la ideología de género lleva a la desconfianza entre hombres y mujeres, haciendo imposible la formación de parejas y, en consecuencia, las familias. También usan el miedo al apocalipsis climático, a las pandemias… para que aceptemos, mediante el pánico inducido,  recortes a nuestras libertades y derechos . Por último nos ofrecen , como contrapartida, la comodidad del esclavo ofreciéndonos una renta mínima de subsistencia, haciéndose cargo de nuestros hijos… y ofreciéndonos la salida fácil del suicidio asistido cuando nos cansamos de vivir esa  vida miserable o nos molesta el abuelito o el hijo con problemas.

¿Qué es lo que se está tramando realmente en el Foro de Davos y en la ONU?

En 2018, el Foro Davos ya dejaba muy claras las disyuntivas y señalaba: “Este debate es tremendamente serio. Los resultados, probablemente, determinarán el futuro de la estabilidad global y la seguridad y prosperidad de todos…Vivimos tiempos anormales. El orden liberal global se encuentra en un avanzado estado de liquidación. Y a medida que el mundo pasa rápidamente de una realidad unipolar a una multipolar, el propio sistema internacional está expuesto a una profunda inestabilidad. Si la situación no se maneja consumo cuidado, la posibilidad de un colapso importante es real.

Ya planeaban que iban a impulsar la aceleración del cambio hacia esa sustitución de los estados por organismos supranacionales mucho más controlados por los globalitarios. Por eso, lo que está en juego es la revitalización de la democracia o la imposición de esa plutocracia en la que las naciones cedan el paso a instituciones que solo representan a los poderosos y los individuos pierdan sus derechos reales, preguntándose qué son, alejados de sus referentes familiares, religiosos, ideológicos y enfrentándose solos a esa dictadura planetaria.

Javier Navascués



Categorías:BIBLIOTECA Y CITAS, Entrevistas

8 respuestas

  1. ¡INDIGNANTE! LA ENTREVISTA DE PABLO CASADO CON EL FINANCIAL TIMES

    Me gusta

  2. Sánchez el juguete roto de Soros se defiende como gato panza arriba

    Me gusta

  3. El Nuevo Orden de los Bárbaros 1 | La Asombrosa Predicción de 1969

    Me gusta

  4. La última esperanza

    Me gusta

  5. ?Los españoles hemos votado que queremos la agenda 20:30?

    Entonces, ?por qué estos corruptos nos la meten por las narices?

    ?Qué se creen que es una “democracia”?

    Me gusta

  6. VOX propone que España se desvincule de la Agenda 2030: ‘Es una destrucción de nuestra soberanía’

    Me gusta

  7. Un murciano encabronao La agenda globalista AVANZA a toda máquina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: