El catalán Sinibaldo de Mas: padre del Iberismo


Sinibaldo de Mas nace en Barcelona el 4 de septiembre de 1809. Por centrarnos un poco, por aquel entonces, estamos llevamos un año dándonos de palos con los franceses. 

De clase media, pronto destaca por el control y manejo de varias lenguas, lo que le lleva a hablar más de veinte. Pasa ocho años como “pensionado extraordinario en Oriente”, lo que le hace conocer el árabe y le lleva a conocer países como Turquía, Egipto o Siria, de dónde pasaría a la India, para destacar como retratista.  Parte hacia las Molucas, para instalarse definitivamente en Filipinas. Será allí donde, la situación política le obliga a vivir de las limosnas, pues la pensión concedida, no llegaba. 

En Filipinas escribe el Informe sobre el estado de las Islas Filipinas. Estamos en 1843. Sinibaldo consideró que la provincia de Ultramar no reportaba beneficios al Imperio español y su constante inestabilidad, haría peligrar la seguridad en la región. En 1845, una nueva enfermedad le obliga, tras ocho años de viajes, regresar a España. 

Embajador en China

China convertirá a Sinibaldo en uno de los máximos exponentes y sabedores de la cultura china del siglo XIX. Hasta tal punto que en 1846, es nombrado “Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en China”. Se instala en la región portuguesa de Macao, con el objetivo de establecer un tratado comercial con China similar a los firmados por las potencias europeas años atrás. Este hecho le convierte en el primer embajador de España en China. Mas ocupa el cargo hasta 1852.

Sinibaldo de Mas

Sinibaldo de Mas es el padre del iberismo por la publicación en 1854 de La Iberia. Memoria sobre la conveniencia de la Unión pacífica y legal de Portugal y España, cuya primera edición es de 1851, publicada en Lisboa en lengua portuguesa. Con ella, junto con el intelectual portugués José Mª Latino Coelho, Sinibaldo de Mas destacó como uno de los máximos impulsores del iberismo. Un movimiento que promovía la unión según un principio de equilibrio de naciones.

Mas, fue el fundador de la Revista Peninsular, y mantuvo contactos con los principales iberistas de su época, como José Maria Caldeira do Casal Ribeiro, Latino Coelho, Víctor Balaguer o Juan Valera.

Fuente: Sociedad iberista



Categorías:Hispania

2 respuestas

  1. Por lo que veo, este señor era partidario de que España abandonara las Filipinas. Típica mentalidad liberal y colonialista, propia de su época. Qué diferente de Felipe II, que cuando le decían que esas islas estaban muy lejos y no reportaban muchos beneficios respondía que no quería abandonar aquella cristiandad. La mentalidad liberal revolucionaria y mercantilista no veía a las Españas de ultramar como lo que eran: provincias, prolongaciones de España llenas de españoles a los que un verdadero rey tiene el deber de proteger como hijos suyos que son.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: