ALFONSO EL MAGNÁNIMO (1416-1458). UN GRAN REY DE LA CORONA DE ARAGÓN, MENOSPRECIADO POR EL CATALANISMO.


Alfonso V el Magnánimo, tío de Fernando el Católico,  fue probablemente el monarca más importante de la historia de la Corona de Aragón, después de su propio sobrino, Fernando.  Se le recuerda fundamentalmente por un gran éxito militar y político, la conquista del reino de Nápoles y el logro de la hegemonía de la Corona de Aragón en Italia. No obstante, dejó Nápoles a su hijo Ferrante y más tarde su sobrino Fernando el Católico, volvería a conquistar  Nápoles, en lucha contra Francia y lo incorporaría definitivamente a la Corona de Aragón y a la Monarquía Hispánica.

Alfonso el Magnánimo era castellano de origen, ya que nació en Medina del Campo en 1396 y pertenecía a la dinastía castellana de los Trastamara. De hecho, nunca habló otro idioma que el castellano. Era hijo del primer rey Trastamara de la Corona de Aragón, Fernando de Antequera, convertido en Fernando I de Aragón. A la muerte de éste, en 1416, su hijo Alfonso heredó el trono de Aragón. 

Alfonso llevó a cabo una ambiciosa política interior y exterior. De un lado mantuvo fuertes enfrentamientos en Castilla contra su pariente el rey Juan II de Castilla, en apoyo de los derechos al trono castellano de sus hermanos Enrique y Juan, conocidos como ” los infantes de Aragón”. Y es que la rama aragonesa de los Trastamara siempre estuvo obsesionada con conseguir también el trono de Castilla, cosa que finalmente lograría Fernando el Católico al casarse con Isabel de Castilla, convirtiéndose ambos en los ” Reyes Católicos” y uniendo definitivamente las coronas de Castilla y Aragón.

Por otro lado la otra gran obsesión de Alfonso fue Italia, más concretamente, conseguir conquistar el reino de Nápoles y llegar a conseguir la hegemonía en Italia. La relación de Alfonso con las instituciones catalanas de la época fue difícil, ya que éstas se quejaban de que Alfonso había concedido muchos títulos aristocráticos catalanes a nobles castellanos y fueron reacias a aportar dinero para sus campañas militares en Italia.

En el fondo, estaba el problema de la ruina económica en la que se hallaba Cataluña, desde la terrible Peste Negra del siglo anterior. Además Alfonso tomó medidas para proteger a los remensas o campesinos catalanes de los abusos de los nobles, lo que le enfrentó a la oligárquica Generalidad catalana de la época. En esta época Valencia sustituyó a Barcelona como principal centro comercial de la Corona de Aragón.

La historia de las campañas militares de Alfonso, que le llevaron a conquistar finalmente Nápoles parece una auténtica novela de caballería medieval y sería muy larga de detallar. Baste decir que Alfonso envió su ejército y se trasladó personalmente a Nápoles en apoyo de la reina Juana II que le pidió ayuda contra el príncipe francés Luis de Anjou que quería conquistar el reino.El ejército aragonés derrotó al de Luis de Anjou pero entonces fue la reina la que intentó traicionar a Alfonso y hacerle matar pero Alfonso reaccionó a tiempo y consiguió derrotar al ejército de la reina y del Papa Martín V, aliado de la reina.

Todo acabó en una gran guerra en la que Alfonso se enfrentó a todos los poderes de Italia, el Papa, Nápoles, Milán y Génova y consiguió prevalecer venciéndolos a todos.  Y ello pese a que en un determinado momento cayó prisionero del duque de Milán, pero, incluso prisionero, lo atrajo a su amistad y el duque de Milán se acabó convirtiendo en su aliado.

Finalmente  en 1443 Alfonso entró en Nápoles con gran solemnidad y completó la conquista del reino. Se convirtió en el rey más poderoso de Italia y un gran protector de las artes, en aquella Italia ya casi renacentista, por lo que fue llamado el Magnánimo. Murió en Nápoles, la tierra que tanto amó, en 1458. Numerosos cronistas italianos de la época escribieron obras sobre sus hazañas

Sin embargo, todas las circunstancias anteriores y su origen castellano han hecho que Alfonso el Magnánimo haya sido siempre un rey, en general poco apreciado por el catalanismo, cuyos autores siempre prefieren concentrarse en recordar a reyes de siglos anteriores, como Jaime I el Conquistador o el hijo de éste, Pedro III de Aragón ( llamado por ellos Pere II de Catalunya) y tergiversando y ocultando sistemáticamente el hispanismo que estos reyes manifestaron en sus crónicas.  Por ello, Alfonso el Magnánimo es mucho más recordado en Aragón y sobretodo en Valencia, donde una importante plaza lleva su nombre y existe una institución cultural de prestigio que lleva su nombre.

En cualquier caso, Alfonso el Magnánimo es sin duda, uno de los más importantes monarcas de la Corona de Aragón.

RAFAEL MARÍA MOLINA 



Categorías:Hispania, HISTÒRIA I RELATS

6 respuestas

  1. Catalanismo es una cosa… Todos amamos a nuestra patria chica – creo yo-
    Estos catalanes zurdos de pacotilla y de la derecha burguesa de golpes hipocritas de pecho y actitud social insolidaria tantos unos como los otros son una pandemia para el esto de los trabajadores catalanes de bien. Todo lo q hablan esta adaptado a su discurso ideologico demagogo, mentiroso maniqueista… Esos son separatistas…
    En ellos el catanismo es una conveniencia que les sirve para medrar…y hacer negocio…
    Donde estarian trabajando Junqueras, Torrent, Los Pujol, las Artadi, los Puigdomont, la Colau, Los Asens, etc, etc, etc??? Q empresa contratariaesa genteta???
    Todos son unos fantasmones de izquierdas o sea zurdos de pacotilla… activistas gandules de la zurderia de Cuba o Venezuela, etc… Donde el pueblo lleva años muriendose de hambre y ganando una miseria, colas interminables para conseguir comida, donde por ejemplo en Cuba hace 61 años q no ven carne de res…
    Si tienen hoteles buenos es pq han tenido q entrar empresarios de otras partes… Del mundo el Regimen tiene a los cubanos afixiados… entretenidos en “resolver” como pueden con trapicheos, q alli son ilegales como todo, solo para conseguir llevar a su mesa el sustento diario o sea poder comer…
    El Régimen se aprovecha de las remesas de dinero q los cubanos q han podido salir envian a sus parientes…
    Se puede ser mas rastrero???
    O ladrón??? Es lo q es ese Regimen de ladrones canallas chupasangre de los trabajadores cubanos del mundo…😡
    Les aconsejo q vean youtubes y saquen sus propias conclusiones…
    Lo mismo pasa en Venezuela… Y en China… Que como son mas trabajadores en todo el mundo han colocado supermercados bazares etc donde trabajan 12 o 14 horas vendiendo su producción… Osea papa Estado Chino los envian de vendedores. Y de paso se apodera de Mundo global…
    La Pandemia ha servido para q tengamos tiempo de pensar…

    Me gusta

  2. Es curioso que nunca había pensado que este Alfonso fuera el mejor rey de Aragón y probablemente de todos los reinos ibericos.

    Y eso es debido al control político de la Historia, porque “el que controla el pasado, controla el futuro”.

    Por cierto, Jaime el Conquistador, que yo sepa, no era aragones, ni catalán ni valenciano; era provenzal.

    Me gusta

  3. Me gustaría saber que opina el tal MIQUEL de todo esto…no obstante recuerden que Cataluña tiene su “Institud de NOVA Historia” que es el encargado de decirnos qué es lo que debemos saber, o no, de nuestra historia…todo lo demás son mentiras de los españoles para anularnos como “nación histórica…

    Me gusta

  4. Dudo mucho que los separratistas que suelen ser más burros que un arado, sepan siquiera de dónde podía ser don Alfonso V el Magnánimo, o quién era su padre don Fernando I de Aragón que venía de la casa castellana de Antequera, o sepan qué pudo ser eso del congreso de Caspe en el año 1412, o quién fue don Martín I el Humano o el Viejo. Por tanto ellos no pintan nada, quién si le cogió una manía muy seria a don Alfonso V el Magnánimo, fueron las altas jerarquías catalanas de aquel entonces, porque había dos cosas primordiales que no le perdonaban, una que se uniera a la Busca que era la asociación de mercaderes, artesanos y agricultores o payeses, que se enfrentaban a aquella soberbia y avariciosa nobleza catalana plagada de aristócratas y oligarcas, muchos de ellos metidos en la política municipal del Consell de Cent barcelonés y otros participando de las Cortes catalanas, todos ellos participando de lo que se definía como la Biga, del mismo modo que tampoco le perdonaban que apoyara como lo hizo, a os payeses de remensa, que pedían a gritos que se acabaran aquellas políticas de malos usos que aplicaban los señoritos feudales de la época, que de siempre la tuvieron sus batusas contra los condes sobre todo de Barcelona, para que les permitieran mantener aquel feudalismo que humillaba a todos sus siervos, en especial a los payeses.

    Me gusta

    • Los independentistas sólo piensan y hacen lo que sus boyeros marcan con el palo.

      ¿Qué más quieres?

      Me gusta

      • Coincidimos plenamente en este criterio ANONIMO. Un independentista no es más que un veleta, que solo hace lo que le marca su líder o patrón, el gran mecenas de las soluciones catalanas. Como todo se lo creen, producto de un cerebro que no da más de sí, así actúan. Gracias por el comentario, un saludo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: