FELIX 1569. BATALLA SANGRIENTA EN LA GUERRA MORISCA


feliz2-696x611

El 19 de enero de 1569 el ejército cristiano del Marqués de los Vélez derrotó a los moriscos en la sierra almeriense en la batalla más sangrienta de la guerra morisca hasta aquel momento. En una operación por sorpresa, el Marqués avanzó con 1500 hombres, la mayor parte arcabuceros y la caballería por el flanco, subiendo por un escarpado camino hasta llegar cerca del pueblo de Félix, en la sierra sur de la Alpujarra almeriense.

El Marqués quería sorprender a un fuerte ejército moro que se preparaba para atacar los pueblos cristianos del llano. 1.000 guerreros musulmanes se vieron atacados de repente por las tropas del “Arraez el Hadid”, o “diablo cabeza de hierro” como llamaban los moriscos al Marqués de los Vélez.

La batalla entre ambas infanterías fue durísima, pero la carga de flanco de la caballería cristiana hizo retirarse a los moros. A continuación los moriscos se atrincheraron en las casas del pueblo y se luchó casa por casa hasta que la infantería cristiana les expulsó de ellas y los moros se refugiaron en lo alto de un cerro próximo sin dejar de luchar. Finalmente los arcabuceros y la caballería cristiana les fueron matando uno a uno. Los últimos moriscos vivos antes que entregarse se arrojaron desde lo alto de la montaña. Murieron 700 musulmanes. Desde entonces esa colina se conoce con el nombre de “Peña de la Matanza”.

Rafael María Molina Sánchez

 

 

 

 

7 comentarios

  1. Ahora no hay huevos para repetir la hazaña. Estamos invadidos y a callar que si no eres malo, en 20 años tenemos la Europa musulmana y la sharia.

    Me gusta

    1. El levantamiento morisco fue muy sangriento y salvaje y estuvo apoyado o urdido por el Imperio turco.

      Desde luego, no aprendemos de la Historia, por lo que estamos condenados a repetirla.

      Se supone que, como ya no somos católicos, somos más ilustrados, más científicos y más racionales. Entonces, ¿por qué seguimos pensando con el culo?

      ¿Es que no nos han extirpado el gen católico?

      ¿Es el castigo por haber expulsado a los judíos?

      ¿Es que somos poco progresistas, chavistas y bananeros?

      No sé qué mala excusa se sacará esta vez de la manga la masonería francesa (seguro que dirá ahora que somos poco volterianos) para seguir robando, pero los resultados de sus políticas dan miedo; y 40 años de errores seguidos son muchos años; demasiados.

      ¿Vamos a seguir por el mismo camino?

      ¿Repitiendo los mismos errores, cosechando los mismos fracadis, reventando lo que queda del país y el futuro de nuestros hijos musulmanes, progresistas y bananeros?

      Me gusta

    2. Pero, Isabel, ¿tú para qué te crees que han quitado el servicio militar?

      ¿Para qué te crees que llevan 40 feminizando a los machos con la excusa que sea?

      ¿Para qué te crees que prohíben las matanzas tradicionales del cerdo de los cristianos (pero nunca el degüello ritual de los corderos de los musulmanes)?

      ¿Por qué te crees que quieren prohibir la caza?

      ¿Cuán es el primer efecto de vivir de la subvención? (matar toda iniciativa personal y emascular al macho)

      ¿Cuál es el efecto real de las políticas “de género” en la población normal?

      Las cosas no pasan por casualidad:

      Estamos cumpliendo un plan que los ilustrados progresistas extranjeros han trazado para nosotros.

      Nunca en nuestro beneficio, sino en el suyo.

      Esta será una de las garantías (además de destruir la nación, el cristianismo y la familia) para que no vuelva a pasar el Holocausto.

      Y ahora explícame por qué a esta farsa tienen el descaro de llamarla “democracia” .

      Esto no pasaba cuando teníamos un gobierno nacional y el catolicismo era la religión de Estado.

      ¡Menudos gilipoyas que estamos hechos!

      ¡40 años seguidos y seguimos sin aprender!

      Desde luego, merecemos lo que nos pasa y más.

      Le gusta a 1 persona

      1. Que pena Javier que con los hombres que hay en España (salvo honrosas excepciones, todos no), no se sume ni medio escroto.
        Si yo estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, y en realidad me parece una pena. Estamos asistiendo a la destrucción de España, no podemos hacer nada por salvar a nuestra pobre república bananera.
        Para colmo, nuestra religión católica nos prohíbe el suicido (no matarás) y también nos prohíbe plantar cara y defender nuestra patria ya que tendríamos que emplear la fuerza (aquello de poner la otra mejilla que yo llevo francamente mal). Si alguien pudiese aclararme como funciona exactamente lo de la mejilla se lo agradecería ya que mis conocimientos en algunas cuestiones flaquean.
        Cada vez me acuerdo más de aquel hombre que levantó el país después de una guerra y de como se pasó de la miseria al 600, aunque yo nací después siempre pienso en como eran las cosas cuando él vivía.
        Me parece tan penosa y tan triste la situación que lo único que me sale es humor negro del más corrosivo.
        Lo único que nos queda es huir sin mirar atrás, yo ya lo único que puedo decir es señores y señoras disfruten lo votado! No hay vuelta atrás.

        Me gusta

  2. Es curioso la ilustración de este artículo:

    Evidentemente es una miniatura francesa renacentista que ilustra la guerra entre Inglaterra y Castilla encargada por Inglaterra.

    Seguramente se trata de las campañas del Príncipe Negro (lleva, además de un tabardo con las armas de Inglaterra y las 3 plumas del Rey de Baviera) a favor de algún pretendiente castellano, que en este caso sería el Rey Pedro I. Muy probablemente es la batalla de Nájera.

    Naturalmente, el que lleva el yelmo dorado es el candidato del Príncipe de Gales; el del campo opuesto, Enrique de Trastamara, no lo lleva, porque evidentemente no es un rey legítimo. La bandera de la Orden de la Banda tiene que ser estar con el rey “legítimo” , Pedro I.

    Como el encargo es inglés, el único que figura de manera prominente y con corona es el Príncipe Negro. Además lleva el estandarte de San Jorge matando el dragón.

    Curiosamente, si en el campo inglés hay dos long bows, en el castellano ¿una honda?

    la miniatura está al revés y lo que debería estar a laderecha, está a la izquierda.

    Me gusta

    1. Mira, Isabel, lo de poner la otra mejilla, que es una virtud muy santa y loable y un mandato expreso de Cristo, tiene límites:

      La extinción de la persona, la extinción de la sociedad y la extinción del cristianismo.

      Seguro que Santo Tomás dice algo al respecto, porque expresamente habla de la guerra justa.

      Así es que la solución no va por la pasividad, sino por la reacción.
      Cada uno desde su estado y condición: tu desde el tuyo y yo desde el mío.

      Y recuerda que no sólo nos estamos jugando el futuro de nuestra sociedad y el porvenir de nuestros hijos: al ritmo que van las cosas, no es que no vamos a tener pensión o podrán suicidarnos por viejos, que no hay para los inmigrantes. Es que nuestra sociedad, así, no cumple otros 40 años. Es imposible.

      Si ves lo que ha pasado en Cataluña desde hace 40 años hasta ahora y la ruina política, social, económica y moral que hemos estado votando hasta ahora, extiendelo al resto de las comunidades autónomas y principales ciudades: el país y la sociedad va a reventar por las costuras.

      Desde nuestra influencia, que es mínima, ¿qué podemos hacer?

      1 dejar de votar a los corruptos y traidores políticos y partidos que nos han traído hasta este desastre en 40 años.

      2 dejar de seguir al marxismo cultural y hacer lo que dicta el sentido común y la recta doctrina.

      3 exigir a los que estén en el poder que la economía funcione; porque si funciona, los políticos que se sirven de la envidia y el resentimiento para pillar poltrona lo llevan crudo: ante una nómina como Dios manda no caben “ayudas sociales” que por definición son siempre una limosna.

      No soy un meapilas y sé que muchos curas participan con gusto en el marxismo cultural, pero recuerda que la religión étnica de nuestra sociedad es el catolicismo tradicional y que si Gramsci sabía que para destruir nuestra sociedad era destruyendo sus 2 pilares que la sustenta, la religión y la familia, nosotros sabemos que para salvar a nuestra sociedad y a nosotros tenemos que mantener como sea nuestra religión y nuestra familia.

      Nosotros ya vivimos un desastre parecido cuando nuestra civilización se colapsó al ser invadidos por los moros gracias a la traición de Don Julián.

      Tal fue el desastre que nuestros antepasados se obsesionaron con el Libro del Apocalipsis (los famosos Beatos, que son propios de Hispania): había llegado el fin del mundo.

      Pues a pesar del Islam y los traidores, aquí estamos, dignos hijos de quienes nos precedieron. Y moriremos con las botas puestas.

      Lo cual no quita que exijamos a Rajoy y Aznar que paguen por sus traiciones.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s