EL ENFRENTAMIENTO ENTRE CATALANES QUE DESANGRÓ CATALUÑA… EN EL SIGLO XV


Hablamos del enfrentamiento entre Busca y BigaBusca (en catalán, astilla) y Biga (en catalán, viga) eran dos agrupaciones polí­ticas catalanas del siglo XV.

La Biga estaba constituida por el grupo de oligarcas que gobernaban las ciudades y por los terratenientes que viví­an de las rentas. En plena crisis económica del siglo XV los comerciantes y artesanos se unieron para luchar por sus intereses y crearon la Busca. Esta agrupación abanderaba la devaluación de la moneda para ser más competitivos, establecer una polí­tica proteccionista de la producción local e imponer impuestos a las importaciones.

Y la única forma de poder implantar esas medidas era acceder al poder local. Bajo el reinado de Alfonso V de Aragón «el Magnánimo», tanto la monarquía como la Busca tenían un enemigo común: la oligarquía urbana representada por la Biga. Esta oligarquía se oponía tanto a las pretensiones de la monarquía como a la política reformista de los buscaires. Para debilitar a la oligarquía local, el rey apoyó a la Busca y, de esta forma, pudieron acceder al gobierno de Barcelona en 1453 y emprender las reformas perseguidas. Pero la Biga seguía controlando instituciones claves como las Cortes o la Generalitat y, además, recibió el apoyo de la nobleza y la alta clerecía.

Paralelamente a este conflicto político, fue creciendo el malestar entre los campesinos catalanes (payeses) y los señores feudales (nobles) por los llamados «malos usos» (derechos abusivos del señor sobre el siervo), sobre todo por la llamada remensa. Se consideraba que los payeses estaban vinculados a la tierra que trabajaban y, por tanto, podían ser vendidos o heredados con ella, y la única forma de liberarse era asumiendo el pago de un rescate (remensa).

Al igual que ocurrió con la Busca, los payeses también encontraron un aliado en la figura del rey. Tras varias reuniones de los unos con los otros, los otros con los de más allá…  en 1454, mientras el rey gobierna desde Nápoles, nombra lugarteniente de Cataluña a su hermano Juan II, partidario de apoyar a los payeses. Con las recomendaciones de su hermano, en 1455 Alfonso V publica un decreto por el que se suspenden los malos usos. Pero la presión de los señores obligó al rey a «dejar en suspenso la suspensión».

De hecho, cuando Juan II es nombrado rey de Aragón, tras el fallecimiento de Alfonso V en 1458 , hereda el trono y el conflicto. En 1462 estalló la guerra civil catalana, un enfrentamiento armado generado por un conflicto político (Busca vs Biga) y otro social (payeses vs señores feudales). Monarquía, buscaires y payeses contra los oligarcas, nobles y el alto clero. Cada uno con sus intereses propios: la Corona, delimitar el poder de la oligarquía y los nobles; los buscaires, mantener el poder y seguir con las reformas; los payeses, prohibir los «malos usos» y las servidumbres; oligarcas, nobles y clero, proteger sus privilegios y recuperar el poder local perdido a manos de la Busca.

Tras 10 años de lucha, incluso con intervención extranjera, se firmó la paz en la capitulación de Pedralbes. Los pobres payeses, aún estando en el bando del teórico ganador, todavía tendrían que seguir reivindicando e incluso peleando por sus derechos hasta la Sentencia Arbitral de Guadalupe dictada en 1486 por el rey de Aragón Fernando II

por Javier Sanz en Historia de las historias

Un comentario

  1. Para el que no se haya enterado todavía, Fernando II era el famosísimo Fernando de Católico, esposo de la no menos famosísima Isabel la Católica.

    (Guadalupe es el famosísimo cenobio jerónimo de Cáceres en la famosísima España)

    Lo que pasa es que desde que los paletos se enriquecieron con las políticas a favor de la industria y el comercio catalán de todos los Borbones empezando con Felipe V (y continuadas con Franco), se creyeron superiores a los demás y se convirtieron al racismo, al supremacismo y al independentismo, el Rey Católico se ha convertido en su bestia parda.

    Lástima que el racismo, el orgullo y la soberbia nos impidan pensar.

    Don’t worry! Help is at hand:

    Desde la remota antigüedad griega la ubris de los humanos es castigada con severidad trágica.

    O dicho de otra manera: la realidad tiende a ponernos a cada uno en nuestro sitio (sobretodo si afecta al monedero). A pesar de Rajoy, Aznar y sus chupópteros del marxismo cultural.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s