TRIBUNA: “¿Gangrena o Metástasis?”


images (1)

Los errores de percepción en las enfermedades, no leer con claridad los síntomas o equivocarse en la interpretación de los datos, puede desembocar en terapias inútiles o letales. Paseando por España es frecuente encontrarse con buenas gentes que con facilidad generalizan lo que está pasando en nuestro Principado, afirmando que son “cosas de los catalanes”. Otros con menos luces, piden que el Estado español conceda la independencia de Cataluña y a otra cosa mariposa, como si así todo fuera ir a mejor. Es la misma ingenua estulticia de los separatistas que creen que la independencia se consigue con una Declaración unilateral y automáticamente te suben el salario mínimo profesional, la pensión y hasta la esperanza de vida.

Muchos han querido ver el independentismo como una gangrena, esto es, como la putrefacción de una parte del cuerpo social que debe ser tratada con terapias de shock o amputar el miembro. En las Vascongadas, la ardua lucha contra el nacionalismo (especialmente cruel por las cobardes sumisiones de los gobiernos centrales, al nacionalismo) ha dejado a la sociedad como cauterizada. Es una sociedad atrofiada con apariencia de vitalidad pero en constante riesgo de infección. Sino véase cómo se expande el mal por Navarra, a la velocidad del rayo. Para Cataluña algunos apuestan por tratar al nacionalismo como una gangrena peligrosa en la que debe extirparse el órgano putrefacto para salvar al resto de España.

Pero quizá la metáfora que más le conviene a España es la de la metástasis y no la de la gangrena.

Pero quizá la metáfora que más le conviene a España es la de la metástasis y no la de la gangrena. Puede que un tumor maligno se detecte en un punto o puntos concretos. Y puede que los tratamientos se deban aplicar ahí. Pero hay que tener en cuenta que el origen de muchas enfermedades no está en el lugar donde se manifiesta. Y esta es la falta de perspectiva de la que carecemos la mayoría de españoles. ¿Cuántas veces se ha extirpado un tumor maligno y eso no ha impedido la metástasis en todo el cuerpo? El mal que nos aqueja, podemos afirmar, se asemeja más a la metástasis que a la gangrena. Hoy está difundido por toda España. Hemos errado en el análisis y hemos confundido el efecto con la causa. El independentismo es una disgregación de un cuerpo enfermo en lo más profundo de ser, esto es, en su alma. Y hay que atenderla primero para después restaurar su cuerpo material.

¿No vemos acaso que el separatismo se está manifestando en los lugares más insospechados? De repente, ha renacido la vieja reivindicación de una autonomía leonesa separado de Castilla, mientras que el Bierzo desea separarse de León. Asturias, alma de la Reconquista, quiere que el astur se convierta en una lengua co-oficial (para que las sectas lingüísticas que ya conocemos en Cataluña y Vascongadas obtengan sus prebendas). Hasta una fabla llamada “cantabru” pretende renacer como si detrás tuviera a todo un Nebrija detrás. Para colmo, La Línea de la Concepción, en Cádiz, quiere separarse de Andalucía. Como podemos comprender, en todo esto nada que ver la familia Pujol. Todo ello son manifestaciones de una metástasis que empieza a manifestar sus primeros y aún débiles síntomas. El pujolismo surgió de la dejadez de unos gobernantes que carecían de sentido de Estado, de Patria y de Historia.

Necesitamos anticuerpos, pero estos quizá los podamos generar con más facilidad en la periferia que en el centro.

Si todo cuerpo estuviera gangrenado ¿cómo amputar su totalidad? Es absurdo. Estamos, sin lugar a dudas, en la primera fase de una metástasis y quizá el tumor no esté en las periferias del cuerpo, sino en su centro neurálgico, tanto anímico como físico. No nos cansaremos de decir que el independentismo es fuerte porque nadie ha querido tratarlo con la contundencia que exigía el bien común de España. Peor aún, las pequeñas terapias como un 155, un juicio de pacotilla y una pronta excarcelación de presos golpistas, sólo servirán para que los síntomas del mal rebroten con más virulencia y con la connivencia de un gobierno que amenaza con intoxicar las pocas células sanas de esta sociedad. Necesitamos anticuerpos, pero estos quizá los podamos generar con más facilidad en la periferia que en el centro. Pues de momento somos los que hemos sufrido los síntomas y estamos alerta. Y quizá la sorpresa se la lleven algunos al descubrir que si se hunde España será por el centro, absorbida por el agujero negro de una casta que ha pactado con el Diablo –en forma de oligarquías periféricas- hasta robarnos el alma a los españoles, único principio realmente unitivo.



Categorías:TRIBUNA

3 respuestas

  1. Esto no es ni más ni menos que el resultado de 40 años de PP-SOEismo.

    El Pueblo vota una cosa -la que sea- y el que está en la Moncloa hace lo contrario para mantenerse en el poder, mientras siembra España de corrupción y amiguismo.

    ¿El Pueblo que votó a Felipe o a Aznar o a Zapatero o a Rajoy votaron fomentar el independentismo pujoles?

    ¿El Pueblo que votó a Felipe, a Aznar, a Zapatero o a Rajoy votó corrupción sin freno?

    ¿El Pueblo que votó a Felipe, a Aznar, a Zapatero o a Rajoy votó para destruir la economía y el mercado laboral?

    ¿Los votantes de Ciudadanos votaron para poner a Sánchez en la Moncloa a través de una abstención criminal?

    ¿Los votantes de Ciudadanos votaron para que el corrupto PSOE siguiese robando y atrasando Andalucía?

    ¿Los votantes que votaron a Aznar y Rajoy lo hicieron para llenar el país de inmigrantes ilegales, expulsar el español de Baleares, Valencia, Cataluña y Galicia y para fomentar el marxismo cultural y la cultura de la subvención?

    Luego diremos que “España es diferente” y que, como decían los ilustrados, regeneracionistas y masones el problema es la “Iglesia católica, la expulsión de los judíos y la monarquía”… mientras que, como ahora, en vez de hacer que las cosas funcionen, echan balones fuera para esconder s
    su incompetencia, su corrupción y su latrocinio.

    Hasta que no votemos como las naciones civilizadas, seguiremos teniendo más de lo mismo.

    Mientras sigamos votando mierda, mierda tendremos.

    Lo de “metástasis” y “cangrena” sobra.

    Lo que falta es democracia y sentido común.

    Y que el de Moncloa no diga que no sabe cómo sacar al país adelante o que ese día él no fue a clase o que no viene en el libro de texto…

    ¡Que copie lo que funciona de los países que funcionan y que deje de robar!

    ¿Más claro?, ¡agua!

    40 años son demasiados años de tomadura de pelo y de corrupción bananera.

    Le gusta a 1 persona

    • No son sólo falta democracia y sentido común:

      Es absolutamente necesario tener objetivos claros.

      Objetivos claros para resolver problemas reales.

      Los 3 principales problemas que tenemos son el paro masivo, la falta de industria y las pensiones que no podemos pagar.

      El resto de los programas políticos son humo engañabobos.

      El que el PP-SOE haya jugado a este juego y nos haya engañado durante 40 años explica también porque estamos donde estamos (con paro masivo, sin industria y sin poder pagar las pensiones). Demagogia pura y dura.

      Me gusta

  2. Estuvo claro desde el principio que en la constitución del estado de las autonomías, el R78, se plantó la semilla de la discordia que hoy está dando sus deletéreos frutos. Ya no sé si estamos a tiempo de evitar el proceso de la catarsis. Dudo que este estado, este sistema, sea capaz de proporcionar, en la práctica, los medios para un tratamiento de urgencia, por mas que en la teoría los proporcione. Está todo podrido, desde la monarquía (tan globalista, tan buenrollista con la antiespaña, tan pro-islámica, no hay mas que ver el buen árabe que habla la heredera… que posiblemente no heredará nada) hasta el ejército, pasando por el episcopado conciliar mientras que que la Iglesia Católica fiel pervive hoy día bajo las catacumbas. Etc…

    En cualquier caso si no tratamos la raíz del problema, el mismo R78, no habrá absolutamente nada que hacer. No nos engañemos, esto sucede porque al menos la mitad de eXpaña es antiespañola, y casi la otra mitad es estúpida y/o cobarde, y entre unos y otros medran exitosamente toda suerte de aventureros traidores.

    En Cataluña hay mucha mas salud que en vascongadas, posiblemente en Cataluña resiste hoy lo mejor de España. Pero vascongadas está llena de miserables, casi desde el primero hasta el último, salvo alguna excepción. No hay mas que ver el sentido del voto, y las excusas miserables de cobardes, sinvergüenzas y traidores, mientras sacan tajada de las bombas y de los tiros en la nuca. Vascongadas está podrida, seguramente no tiene solución, y Navarra lleva el mismo camino. Maldita tierra aquella, mas de la mitad son terroristas o filoterroristas, que es lo mismo, y la otra mitad cobardes aprovechados, cierto es que abandonados por los sinvergüenzas traidores de Madrid.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: