Supremacistas alelados decoran el Club Empel, el local de moda en Barcelona


ARTE GUARRO

CIUDADANÍA LIMPIA

IMG-20190903-WA0039

 

Hemos de agradecer a supremacistas alelados color amarillo, que hayan querido regalar a la ciudad su arte urbano. Y que hayan escogido el local de moda de Barcelona: el Club Empel, que en poco meses ha logrado una agitación cultural, desacomplejada en medio de la tiranía del pensamiento único que ha esterilizado Cataluña durante 40 años.

Sólo decirles a los dos chicos y una chica que manifestaron su frustrante creatividad ayer noche, que aprendan a conjugar colores y a escribir frases coherentes. Y que no se dejen grabar por los vecinos que luego les puede caer una denuncia policial.

Por otro lado hay quejas de que no han cumplido con la paridad. En estos casos deben ir dos chicas y dos chicos (independientemente del género que se consideren). El Club Empel ruega se respeten las mínimas normas de equidad democrática.

También sería de agradecer que fueran gente con más apellidos catalanes, porque algún charneguillo se les ha colado con un acento catalán de esos castellanohablantes reciclados por la inmersión lingüística.

Por último, el Club Empel agradece que hayan elegido su local para promocionar la impresionante oferta cultural que ofrece a sus socios y amigos y anima a amigos y supremacistas amarillos a que se pasean tomar una copa a partir de las 19 h. de martes a sábados.

PD.: Gracias a todos los vecinos que han mostrado su solidaridad y que han pedido firmas para que los alelados amarillos no vuelvan a pisar la zona.

Anda … ya empiezan a llegar los primeros Memes

002

 

 

3 comentarios

  1. Barcelona es ya una mala copia de ‘El Bronx’. Cuando en cada uno los diez distritos de la ciudad haya sendos locales similares a ‘EMPEL’ podremos constatar que está recuperando algo de su antiguo esplendor de libertad cultural, hoy arrasado por los bárbaros del ‘procés’.

    Me gusta

  2. Estos pobres ignorantes, se dejan llevar y manejar por políticos sin escrúpulos. Los usan para sus fines lucrativos, y sin ninguna compensación los desactivan en el momento que no les son necesarios. Han pasado de una adolescencia a una juventud y a una madurez, sin darse cuenta que han dejado atrás sus mejores años, irrecuperables para ellos y para la sociedad, la frustración les impide ver que siempre hay el momento de reflexionar y volver a empezar. Muchos de estos, son los que vemos ya mayores y enfermos, durmiendo en la calle cubiertos de cartones. Y estos jóvenes de ahora que han provocado estos destrozos, no valoran las posibilidades que todavía tienen y acabarán en la cárcel o el día de mañana durmiendo en la calle.

    Me gusta

  3. ¿Por qué no respetan a los demás?

    ¿A caso les obligan a entrar y consumir?

    Así no podemos prosperar.

    Así Barcelona nunca puede prosperar.

    Estos cafres están destruyendo nuestro modo de vida y el futuro de nuestros hijos.

    No veo que beneficio tenemos el tener que emigrar a la vendimia a Madrid cada otoño.

    Vamos para atrás, como los cangrejos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s