Los delitos de odio político se disparan en Cataluña


1544860865.jpg

 Según los últimos datos oficiales de la Fiscalía catalana, los delitos de odio han experimentado un ‘subidón’: en 2010 fueron contabilizados 169. En 2017, último año del que constan cifras oficiales, hubo 393. Y lo más peligroso, según puso de manifiesto el fiscal jefe, Enric Bañeres: en ese ejercicio hubo 121 delitos de orientación política, un 124% más que en el año anterior, cuando se contabilizaron solo 54.

Esta escalada de violencia política es ninguneada por el Gobierno catalán. Adam Majó, director de la Oficina de Derechos Civiles y Políticos, dijo que había hecho un informe y presentó unas conclusiones que incidían en la violencia de la extrema derecha y del Estado español. Lo que no se dice es que Majó había sido militante de MDT, el partido que era brazo político de Terra Lliure.

Lo que tiene el Gobierno regional de Cataluña es un informe fantasma que nadie ha visto. Tras insistir y pedirlo a través del Parlamento, Majó hizo llegar a la oposición un PowerPoint en el que dice que detectó 328 ataques a la libertad de expresión entre 2017 y 2018 y 20 grupos paramilitares (curiosamente ninguna de extrema izquierda independentista).

Majó aún debe fumar porros, porque aquí los únicos paramilitares son los de Arrán y los CDRs, entre los que se esconden los anarquistas más peligrosos.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s