Hola Motxo, mira lo que encontraron cerca de tu mansión hace unos añitos (Dolça Catalunya)


1491844

Del fang lazi sortirà la renovació de Catalunya i Espanya tota.

Flandes, 1585. Ciegos de avaricia y poder algunos jerarcas de las provincias de los Países Bajos, patria del Emperador Carlos, han provocado un alzamiento contra su Rey legítimo. Cientos de miles de católicos holandeses se niegan a aceptar el desafuero y plantan cara mientras Felipe II, fiel al deber, levanta Tercios en España para socorrerles. Entre las tropas regulares españolas destacan 2 tercios catalanes: el tercio de la Diputación de Cataluña y el Tercio de la Ciudad de Barcelona. Dos años más tarde llegaría el Tercio de Queralt, 1.900 hombres distribuidos en 18 compañías:

“El Rey, nuestro señor, (…) mandó levantar un tercio y se arbolaron banderas para él den Barcelona y toda Cataluña, y debajo de ellas (…) se alistó mucha gente principal y soldados muy valerosos. (…) Y habiendo marchado por toda Italia llegaron a los Estados de Flandes”.

Flandes, noche del 7 al 8 de diciembre de 1585 . Unos 5.000 hombres del Tercio de Zamora combaten a los protestantes en la isla de Bommel , entre los ríos Mosa y Waal, bajo el mando del Maestre de Campo Francisco Arias de Bobadilla. La tropa está bloqueada, la situación es desesperada, la derrota y la muerte acechan en las aguas del río: cercados, desfallecidos, sin víveres ni municiones, helados y con las ropas empapadas, los soldados se aprestan a pasar la que adivinan su última noche.
El jefe enemigo, almirante Hohenlohe-Neuenstein propone a los españoles una rendición honrosa. Bobadilla le replica que “ya hablaremos de capitulación después de muertos». El protestante abre entonces los diques de los ríos para inundar el campamento enemigo y pronto no queda más tierra firme que el pequeño montículo de Empel, donde se refugian los soldados del Tercio. En ese crítico momento un soldado, cavando una trinchera, tropieza con un objeto de madera allí enterrado: una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción.

Anunciado el hallazgo, colocan la imagen en un improvisado altar, y el Maestre Bobadilla, considerando el hecho como señal de la protección divina, anima a sus soldados a seguir luchando encomendándose a la Virgen Inmaculada. Y esa noche sucede el milagro: se desata un viento inusual e intensamente frío que hiela las aguas del río Mosa en pocas horas. Los españoles, marchando sobre el hielo, atacan por sorpresa a la escuadra enemiga al amanecer del día 8 de diciembre y obtienen una victoria tan completa que el almirante Hohenlohe exclama: «Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro». Aquel mismo día, entre vítores y aclamaciones, la Inmaculada Concepción es proclamada patrona de los Tercios de Flandes e Italia.
Hoy la Inmaculada Concepción sigue siendo patrona de los Tercios Españoles, la actual Infantería. Y es también la Patrona de España, a quien el poeta de Cataluña por excelencia tenía gran devoción.

Un dolço català, n’August Ferrer-Dalmau, pintor de batallas, plasmó en un cuadro fa dos anys la processó que celebrava la victòria miraculosa, El milagro de Empel. El Cusachs del s.XXI regaló una réplica a la parroquia de San Landelino de Bolduque, en Holanda, cercana al “oud” (viejo) Empel y donde se venera la tabla milagrosa. Fa dos anys, l´efemèrides es celebrà amb un altre oli del pintor, “La Virgen de Empel“, que el Ejército entregó a la misma parroquia. Ambos cuadros ilustran esta entrada.

empel

No, el Motxo no sap el que va passar 433 anys a Flandes. No sap que els seus avantpassats lluitaren y entregaron la vida allí por la fe, la unidad, la convivencia y el derecho. Quizás en sus aburridos paseos bajo la lluvia, aterido de frío, golpee el barro con sus zapatos de marca mientras grita contra España, ignorant que del mateix fang sortí la Immaculada per donar la victòria als seus avis fa més de 4 segles.
Quizás el Milagro de Empel obre un día el Milagro de Waterloo, y los jerarcas lazis recobren el seny i l´alegria de ser el que sempre hem sigut.

Dolça i espanyola Catalunya…

 

2 comments

  1. No, el Moxo, no lo sabe, ni los escolares ni los universitarios. Porque ya se encarga la Generalitat, desde hace treta años de que sean unos ignorantes. Y así han subido estas
    tres generaciones, convertidos en violentos y agresivos borregos, lanzados con furia “catalanizada” y descontrolada contra la Constitución que nos dimos todos los españoles, que defendemos el orden y la ley, nuestra tradición cristiana española y europea y el respeto a la vida del no nacido y de nuestros mayores. Tampoco los españoles se han mostrado contrarios a la unión de personas del mismo sexo, siempre que se reconozca como una unión, nunca como matrimonio.

  2. Los belgas y holandeses no han perdonado nunca que los soldados españoles les dieran hasta en el cielo de la boca.
    De ahí viene toda su inquina.
    Pues nada… Se jodan.
    Y en cuanto al Motxo, os lo podéis quedar para siempre. Os dará muchas alegrías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s