La independentista Unipost, que colaboró con las papeletas del referéndum ilegal, está en concurso de acreedores


636414240287863093-e1541442221454-655x368.jpg

La empresa de mensajería Unipost se encuentra en concurso de acreedores, pero su suerte podría cambiar si sus acreedores pagasen sus deudas. Uno de ellos es la Generalitat, que le debe más de un millón de euros a la compañía.

Un año después de la entrada y registro de la Guardia Civil a sus instalaciones en busca de material para el referéndum ilegal del 1 de octubre, la situación de la empresa no avanza. En sus almacenes se encontró el censo y papeletas que iban a ser utilizadas para la votación.

Todo ello, por un encargo del Govern de Carles Puigdemont de aproximadamente un millón de euros, que a día de hoy todavía no han cobrado, tal y como han confirmado a este periódico fuentes conocedoras.

Este impago, que supondría una nueva prueba evidente de la malversación por la que serán juzgados varios cargos del anterior gobierno catalán, ha llevado a la empresa a presentar concurso de acreedores, por falta de liquidez y por no pagar a sus trabajadores y proveedores.

Unipost, presidida por Antón Raventós, estaba vinculada a la Generalitat de Cataluña porque era una de las adjudicatarias que se encargaban del correo postal de este organismo. De hecho, la empresa ya fue llamada a declarar por su participación en el suministro de material electoral en la consulta del 9 de noviembre sobre la independencia de Cataluña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s