Manuel Valls defiende a Felipe VI y Ada Colau le recuerda que es republicano


https---media-mbst-pub-ue1.s3.amazonaws.com-creatr-uploaded-images-2018-10-227440c0-d9cc-11e8-bbbd-03889bb49283

Se veía venir que Manuel Valls tendrá que arrastrar su camino hacia el asiento de regidor de Barcelona (dudamos que llegue a alcalde) sufriendo muchos desencajes.

De Primer Ministro de la república francesa a alcalde de ciudad Mediterránea, no es precisamente una escalada a las cimas. Además su nueva novia es bastante más que fea. Pero Valls ya está acostumbrado a sacrificarlo todo uniéndose a potentadas mujeres (véase su primer matrimonio).

Valls, para el que conozca su trayectoria política, pasó de ser pro-palestino, en su etapa de joven socialista enamorado de una rica heredera que le iba jugar de niña revolucionaria, a pro-judío por ser judía la familia de su penúltima conquista.

O también, Valls, tiene siendo de izquierdas, tiene que hacer un discurso para que le vote la derecha conservadora de Barcelona.

Ahora le pasa algo semejante: El pleno del Ayuntamiento de Barcelona acordado el pasado viernes “rechazar y condenar el posicionamiento del rey Felipe VI”, y ha pidió la abolición de la monarquía.

Valls criticó desde su cuenta de Twitter a la alcaldesa Colau. Pero claro tuvo que hacer una defensa de la monarquía. A lo cual Colau le tuvo que recordar que era republicano. Ante lo cual, las redes han explotado de risa.

Y es que la cosa es de pena, pero produce cierta hilaridad. Es uno de los problemas de ser un paracaidista.

valls2.png

valls3

5 comments

  1. Tremendamente ridículo el comentario que pretende denigrar a Valls con apelativos propios de palurdos refinados como el de ‘paracaidista’ y el contexto argumentativo en general. No se trata sino de la interiorización del no es de los nuestros, que lleva a afirmar delirios del tipo ‘nuestro mar’ o ‘nuestro rio’ por que pasa por mi pueblo o ‘compra productos de nuestra tierra’ (En lugar de, i.e., compra bueno y barato, provenga de donde provenga) no ya del nacionalismo simplón sino del palurdismo militante. Que una persona cambie, por las razones que fuere si lo hace de motu (vamos que no es un ‘vendido’), y más de joven a adulto, es algo que siempre la ennoblece pues muestra su capacidad de evolucionar y adaptarse a la nueva información y, es evidente, una gran cualidad para un gestor público (o de lo ‘comun’, que no otra cosa debe ser un sedicente político), en cuanto a punto de honestidad personal y madurez. Que acepte la supuesta degradación que supone ir de primer ministro de Francia a alcalde de Barcelona sólo indica, por otra parte, la tremenda importancia que tiene desde su punto de vista Barcelona (que pone a nivel de gobierno de la inmensa Francia), y todos somos cultural y fisicamente europeos de manera que Europa es siempre nuestro lugar natural algo mayor que el pueblo en que nacemos. Todo nacionalismo, de los ‘natus’ en, es siempre una variedad de palurdismo y si tiene cura será siempre viajando más allá.

  2. Totum revolutum, Corte de los Milagros, Patio de Monipodio, Zoco árabe, Ceremonia de la Confusión, Follón sin Igual, Grand Merdier, Casa de barrets sense mestressa… ¡En qué se ha quedado la Política!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s