Las cortes de 1702. La traición de Cataluña contra Felipe V


14

El separatismo ha construido un mito en torno a la Guerra de Sucesión Española de 1701-1714 ocultando su carácter de conflicto dinástico internacional y queriendo presentarla como una inexistente guerra de secesión. Uno de los episodios más ocultados por los nacionalistas son  las Cortes de 1701-1702 en Barcelona, dentro de su política de tapar los hechos históricos concretos para sustituirlos por ideas míticas.

Felipe de Anjou Borbón, nacido en 1683, nieto del rey de Francia Luis XIV estaba a punto de complir 17 años cuando fue elegido rey de España por el testamento de Carlos II, último monarca Habsburgo español.

Entró en España por Irún y tras un viaje triunfal de 20 días llegó a Madrid donde fue aclamado por la multitud el 18 de febrero de 1701. Unos meses más tarde se dirigió a Cataluña donde juró solemnemente los fueros catalanes en Barcelona el 12 de octubre, día en que se iniciaron las Cortes, la asamblea con los diputados catalanes que solo se reunían cuando los reyes visitaban Barcelona. Esta reunión de Cortes, celebrada en el convento de San Francisco, duró hasta enero  de 1702.

La propaganda catalanista presenta a Felipe V como un monstruo anticatalán, deseoso de eliminar toda autonomía catalana desde que llegó a España. Pero lo cierto es que Felipe V concedió a los diputados catalanes todo lo que deseaban. Los catalanes consiguieron en estas Cortes todo cuanto deseaban y no les quedó nada más por pedir ni al rey que poder dar”, escribió el ministro de la época Melchor de Macanaz.

felipev-borbon-cuadro--644x362
Felipe V

Lo mismo corrobora el cronista catalán de la época Feliu de la Peña que dijo que las Constituciones aprobadas en las Cortes fueon “las más favorables que nunca había obtenido la provincia” (Cataluña). El prestigioso historiador francés Pierre Vilar escribió. “ En 1701-1702 Felipe V concedió a las Cortes Catalanas todo lo que querían: confirmación de los privilegios, puerto franco, compañía náutica, reforma fiscal, barcos hacia América…

El cronista de la época, Marqués de San Felipe, de hecho escribió con certera visión: “ Por tantas mercedes que se les concedió, aumentó la arrogancia de los catalanes y quedó en mal lugar la dignidad del rey. Los catalanes presumían de ser temidos. […] Los catalanes creen que todo va muy bien gobernado gozando ellos de muchos fueros”.

Para entonces el conflicto dinástico español se había convertido en una gran guerra europea pues Inglaterra, el emperador de Austria ,Holanda, y Portugal declararon la guerra a Francia y a España al no aceptar que el trono español y su inmenso imperio americano  fuera a parar al nieto de Luis XIV de Francia y proclamaron rey al archiduque Carlos de Austria, hijo del emperador. La guerra devastó toda Europa.

Finalmente en septiembre de 1705 una flota británica de 58 naves y 20.000 soldados desembarcó en Barcelona, tras ponerse de acuerdo con la Generalidad, bombardeó Barcelona ( murieron casi 1000 personas) y se apoderó de la ciudad. La autoridades catalanas proclamaron Rey de España (que no de Cataluña) al archiduque Carlos y se dispusieron a gobernar Cataluña a su gusto (el propio archiduque pronto protestó porque los dirigentes catalanes no contaban con él para nada)

AL final, como es sabido las tropas de Felipe V conquistaron Barcelona en septiembre de 1714 . De esta forma  y a causa de su ambición personal, los dirigentes de las instituciones catalanas arrojaron por la borda el mayor autogobierno que Cataluña había tenido en su historia.. concedido por Felipe V, quien, con toda lógica, suprimió en 1716 aquellas instituciones  catalanas por el flagrante delito de traición y lesa majestad que habían cometido. Por contra, en comparación, las Provincias Vascongadas, más hábiles, apoyaron a Felipe V  y este respetó su régimen foral que aún duraría más de 150 años.

No es extraño , pues, que el nacionalismo catalán intente hacer olvidar las Cortes de 1701-1702.

RAFAEL MARÍA MOLINA. HISTORIADOR

Fuente: Catalunya dins l Espanya moderna. Pierre Vilar.

Otra historia de Cataluña. Marcelo Capdeferro. Editorial Acervo 1985

One comment

  1. Una pregunta desde el respeto, pero toda historia tiene dos lados, el de los vencedores y los vencidos. Tomáis un punto de vista muy del vencedor, es decir, una visión muy pro-borbónica y llena de opiniones personales o valoraciones subjetivas.

    ¿Por qué se omite la parte en la que Cataluña se somete a Louis XIII, por qué no se habla de que las cortes tomaron las decisiones de manera autónoma y que había precedentes de conflictos entre Catalanes y Castellanos? Por poner un ejemplo, cuando Felipe II armó la de San Quintín con las Cortes Catalanas. El conflicto del Corpus Christi o els Segadors… Eso no pasó? Los catalanes no estaban a disgusto con cómo les trataba España?

    Nunca hubo conflictos dentro del Casal de Aragón, los conflictos empezaron cuando se descubrió América, y hasta 1716 no se dejó a los catalanes, poder ir como españoles a comerciar a “las indias”.

    Eso sí, a cambio que se anulasen las instituciones históricas (que por entonces contaban con más de 500 años) y toda su independencia (que duró siglos). No se recuperarían hasta los años 30 (Generalitat y Corts Catalanes).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s