Apropósito de la pérfida “Cataluña Cristiana”: Mercaderes de la muerte


mas-armas-es-la-yihad

“Mercaderes de la muerte”

 

“¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo y entonces verás con claridad” no hay “árbol malo que produzca fruto bueno” (Lc. 6, 42-43)

cc1

El semanario Catalunya Cristiana es propiedad de la fundación que lleva este nombre presidida por el Cardenal de Barcelona. La revista está dirigida por Jaume Aymar. El editorial de 13 de noviembre de 2017 acusa a Rajoy y al rey de ser “mercaderes de armas”. El artículo es ilustrado con una foto de la manifestación del 26 de agosto contra los atentados yihadistas de Barcelona.

En este semanario también encontramos un texto titulado “Preocupación por el encarcelamiento de los consellers, con una foto con pancartas: “Llibertat presos politics”. Lleva el subtítulo de las declaraciones del obispo Novell: “No es justo que por la vía de la fuerza se impida a este pueblo a decidir su futuro”.

Además en recuadro se destaca un editorial, de la Asociación de Publicaciones Periódicas en Catalán, sobre el encarcelamiento de buena parte del cesado gobierno catalán al que se califica de “legítimo”, situación que es designada como “un hecho demoledor que nos remite a otros momentos dramáticos de nuestra historia”. El semanario afirma “adherirse” a este editorial.

Sobre todo ello quiero destacar dos cuestiones.

El primer asunto a referir es que, con el dinero de todos los fieles catalanes, se publica una obscena manipulación al más puro estilo goebbeliano, para mayor gloria del independentismo y de su fin salvador: la independencia de “su” Cataluña inventada, el nuevo cielo y la nueva Jerusalén.

Así encontramos que: a) se expresa una única idea creando y demonizando a un único enemigo (simplificación), b) las anécdotas son presentadas como pautas generales y habituales (exageración), c) los textos repiten constante unas pocas ideas (orquestación), d) los textos sugieren que todos los catalanes piensan lo mismo (unanimidad), d) se acalla al opositor al que se considera como enemigo (silenciación), y e) se cargar sobre el señalado como enemigo los propios defectos y errores, ocultando información (transposición).

A esta revista podríamos dirigirle las palabras de Jesucristo: “¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo y entonces verás con claridad”.

La segunda cuestión a destacar, relacionada con la primera, es el propio titular y las acusaciones a Rajoy y al rey como mercaderes de la muerte. Vuelvo a repetir: “Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo y entonces verás con claridad”. ¿Mercaderes de la muerte? Pues hablemos de mercaderes de la muerte.

Durante el año 2016 el gobierno de Puigdemont compró 100 fusiles para francotirador más una remesa de pistolas ‘matapolicías’, capaces de atravesar un chaleco blindado. En esta remesa había 50 fusiles del calibre 308 WIN, arma exclusivamente de uso militar. Un dato curioso del asunto es que el Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d’Escuadra –que son los que deberían utilizar estas armas- sólo contaba en ese momento con 7 francotiradores. Dentro de esta remesa figuraban otras armas como 1.000 pistolas HK USP, 300 escopetas del calibre 12 y 300 subfusiles de calibre 9×19 milímetros, más 500 “lanzadores de orden público” de 40 milímetros contra manifestaciones.Todo, claro está, con su correspondiente munición.

La compra de armamento militar para uso en guerra urbana continuó durante 2017. En el mes de febrero de este año el gobierno de Puigdemont intentó comprar, a la empresa alemana Rheinmetall, una remesa de armamento de guerra para operaciones militares en terreno urbano. Se incluían granadas HGR86 que son explosivo militar utilizado para guerra de alto nivel. También había 400 unidades de fusiles del calibre 5,56×45 milímetros. Éste es un fusil militar de asalto HK G36. También encontramos la compra de 50 subfusiles de calibre 4,6×30 milímetros, es decir, un arma ametrallador de guerra con capacidad para 950 disparos por minuto, así como otro material bélico.

511-03-MOSSOSUNIARMAS-ODCPor lo tanto, ¿para qué quería el gobierno de Puigdemont semejante arsenal de guerra? Pues supongo, lógicamente, que para la guerra. Desde mi punto de vista, los planificadores y dirigentes del golpe de Estado supongo debían ser conscientes que, declarada la independencia en las instituciones, si realmente se quería llevarla a la práctica debía imponerse en las calles.

Como decía Vicent Partal (uno de los dirigentes del entramado de medios de comunicación al servicio del golpe de Estado, director de vilaweb y articulista en Avui): “habrá que hacer un golpe de fuerza, entonces habrá toda una serie de gente que de repente entenderá que el poder ha cambiado de manos”, y explicaba que se tendrían que ocupar las fronteras, controlar las centrales de energía, hacer que los medios de transporte funcionasen (4/10/2016). ¿Quién podría llevar a cabo esta misión? Los únicos que están preparados para actuaciones de este tipo son los mossos d’escuadra.

El gobierno de Puigdemont, supongo debía saber que no todos los mossos estarían dispuestos a tomar estas medidas y participar de ellas. Posiblemente, más de la mitad podrían presentar resistencia llegada una situación como la descrita por Partal. Pero hay agentes y mandos comprometidos con el independentismo. Son agentes pertenecientes o próximos a los Mossos per la Independencia, a la Cup, a la ANC, a Estat Català, al Front Nacional de Catalunya (mediterraneodigital en 8/09/14 o larazon en 14/09/17). Es de su poner que las armas de guerra fuesen destinadas a estos grupos que, llegado el momento, deberían convertirse en la fuerza militar del golpe de Estado.

De hecho, según publicaron diversos medios de comunicación (Crónica Global, El Mundo, Periodista Digital, Libertad digital, entre otros, el 08/09/14) parece ser que “remesas” de mossos estaban recibiendo adiestramiento militar con instructores militares británicos -excombatientes de la guerra de kosovo- en diversas localidades, como Igualada. A día de hoy toda esta estructura no ha sido desmantelada, está plenamente activa.

Es decir, desde mi punto de vista, el gobierno golpista de Puigdememont se debía plantear que sacar la declaración de independencia fuera de las instituciones podría desembocar en un escenario bélico, en una guerra civil. Por eso sería necesario adquirir armas, explosivos y munición de guerra.

¿Quiere, el semanario Catalunya Cristiana, encontrar mercaderes de la muerte? No hace falta que se vaya a Madrid. Que mire en Barcelona, que mire en Cataluña. Que mire en los miembros del exgobierno, que mire en los huidos de la Justicia, que mire en los que ahora están a disposición judicial, que mire en la ANC, que mire en la CUP. Que mire entre los mossos d’escuadra próximos o pertenecientes a los referidos grupos, asociaciones y partidos independentistas.

1288797233.jpgY siguiendo las palabras de Jesucristo, mire, Catalunya Cristiana, en su propio semanario y en la propia Iglesia ¿A quienes están apoyando y favoreciendo, auxiliando y amparando, respaldando y secundando la Iglesia y sus medios de comunicación en Cataluña? Pues, para mí, a la mafia golpista en su entramado político, policial, empresarial y cultural. Una caterva de delincuentes y malhechores, algunos de ellos directamente terroristas.

A caso estos corruptos y estafadores, transgresores y asaltantes, forajidos de la Ley y la Justicia ¿no tenían y tienen el apoyo de miembros de ETA y de EPOCA-Terra Lliure como Otegi o Carlos Sastre? A caso la huelga de 8 de noviembre de 2017 ¿no fue orquestada principalmente por la intersindical CSC que tiene como uno de sus principales dirigentes a Carlos Sastre (asesino de Bultó y Viola)?

Y ante esto ¿dónde está la Iglesia en Cataluña, esto es, los príncipes de la Iglesia -que son los obispos- y sus sacerdotes? Basta acudir a las declaraciones, homilías y actos realizados por algunos obispos y por muchos de sus sacerdotes. Para mí está muy claro que –de palabra, obra u omisión- han dado cobertura, patrocinio y aval religioso a la acción golpista y subversiva del entramado independentista, dirigido por el que fue gobierno Puigdemont. Tengo para mí muy claro que esos miembros del clero –en sus diversos grados- forman un entramado eclesial solidario con la “operación golpe de Estado”, es decir, con los actos institucionales y populares que desde el 6 de septiembre se han estado llevando a cabo a favor Independencia de Cataluña.

Irineo de Artós

One comment

  1. ¿Tiene el Juez instructor del golpe de Estado fallido conocimiento de ese armamento militar y de ese entrenamiento de guerra?

    Si queremos que no vuelva otro golpe de Estado, hay que desmontar esta estructura militar y evitar que se vuelva a organizar.

    Y los culpables, a la cárcel; como castigo por criminales golpistas y como advertencia para los próximos que se les ocurra dar otro golpe de Estafo contra los catalanes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s