Poco después de conocerse la frustración nacionalista con la diarrea que le cogió a Puigdemont.