tractorada.jpg

Nada es espontáneo. Todo estaba planificado, aunque parezca lo contrario. Ya quedan pocos cartuchos “limpios” y los están usando: una especie de vuelta dels Segadors, esta vez en tractor. En estos momentos (de forma absolutamente ilegal) están entrando tractores en Barcelona, para bloquearla. Su intención es que no se puedan mover las fuerzas policiales.

Ya han avisado, también, (y esto Europa sí que no se lo perdonará), que muchas escuelas han organizado como actividad extraescolar que los niños duerman en sus colegios este sábado y domingo y que así los niños hagan de escudo ante la policía. Esto ya es artillería muy sucia.

Y la traca final, empezará por la tarde del 1 de octubre cuando los miles de antifascistas que están YA en Barcelona esperando instrucciones, empiecen la revuelta callejera. Ella será la excusa para que el día 3 la CUP proclame su huelga general.

Y ahí se verán las fuerzas reales del separatismo.